Ifm  Noticias

(EN VIDEO) “Reunión de bandidos”. Santos, Cepeda, Cristo, Timochenko, Alape

El nombre de “reunión de bandidos” fue el que le dieron los cibernautas en las redes sociales al encuentro, que ayer se desveló gracias a la denuncia de los vecinos del conjunto residencial en el norte de Bogotá y que informaron al Periodsta Gustavo Rugeles, quién apresurado se dirigió al lugar, encontrando una cantidad de obstáculos interpuestos por los escoltas y funcionarios de la policía.

De no ser por la llamada de los vecinos a Rugles, este encuentro habría quedado en la clandestinidad, como tantos otros que se han realizado y que sistemáticamente viene realizando este “peligroso” grupo de congresistas, con el expresidente Santos.

Todo ocurrió al filo de la tarde del día anterior cuando se genera la alarma de la presencia de una cantidad de escoltas carros blindados que hicieron presencia en el parqueadero del exclusivo edificio. Tras caer la noche, es que se hace público el encuentro, gracias a Rugeles.

Timochenko con el exministro Juan Fernando Cristo

Hay que recordar que reuniones similares ya se habían realizado y se han ido conociendo a ‘toro pasado’ en los círculos políticos del congreso. A esas reuniones, han asistido sospechosamente, miembros de la Corte Suprema de Justicia con estos mismos protagonistas. La suspicacia es que en estas reuniones, se habría determinado la estrategia y la línea a seguir, conducido las acciones y orientado la investigación que Sala de instrucción de la Corte, le llevaba al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Esta última reunión, entonces, habría sido una mas de las clandestinas que se realizan, de no ser por la invitación de residentes de la urbanización que le hacen al periodista Rugeles para que constante que en efecto ese grupo está reunido. En la reunión, se confirmó la asistencia del exmandatario Juan Manuel Santos, su ex ministro Juan Fernando Cristo y los miembros de las FARC, incluyendo al senador  Iván Cepeda.

Trascendió que el menú de temas a tratar, estaba, supuestamente enfocado, a hacer le seguimiento aplicación de los acuerdos de paz, por parte del Gobierno Nacional. En la reunión se había conversado sobre la percepción que tienen los guerrilleros desmovilizados sobre los niveles de cumplimiento e incumplimiento por parte del Estado y sobre las versiones que entregarán los miembros de las FARC a la JEP, en las audiencias que están por venir, de acuerdo al cronograma pactado.

En la misma reunión se había conversado sobre el expresidente Álvaro Uribe Vélez como uno de los temas de la agenda nacional, aunque según se dice por parte de los asistentes a la reunión, que el tema Uribe solamente fue tocado de manera anecdótica por ser uno de los temas relevantes de la actualidad. Esta versión es risible para algunos de los congresistas de oposición, que creen que estas reuniones son macabras y han tenido como epicentro, avanzar en las estrategias de venganza contra el expresidente Uribe y coordinar las acciones para desestabilizar el país. Ven, por lo menos curioso, que luego que anoche se diera esta reunión, en la mañana, ya se estaba hablando de paros y protestas por parte de los sectores afines a la izquierda.

Pero lo que llama la atención es el sigilo y los esfuerzos para esconder las reuniones. Hacer que estas se hagan de manera clandestina, cuando supuestamente, todos los que asistieron a ella, están dentro de la legalidad. Sin saber el porqué de tanto temor a que se hicieran públicos los encuentros, Gustavo Rugeles constató los problemas que pasó y las trabas que le pusieron para ejercer su trabajo periodístico.

Alias Timochenko

En video, quedó consignado como, con todo tipo de amenazas e intimidaciones, los miembros del cuerpo de escoltas pertenecientes a la Unidad Nacional de Protección, UNP; del que  varios de ellos son miembros desmovilizados de las FARC que cuidan a sus jefes; increparon al comunicador, le pidieron sus documentos y solicitaron que fueran reseñados en “inteligencia” una extraña solicitud, más cuando nunca se especificó si era  para inteligencia de policía, inteligencia militar o la inteligencia de las FARC.

Dentro de las irregularidades del procedimiento de abordaje para sabotear el trabajo del comunicador, extrañamente los escoltas hicieron hasta lo imposible para ocultar las placas de los carros blindados, aún sabiendo que las camionetas en las que se desplazan tanto el expresidente, como el exministro Cristo y los miembros de las FARC incluido Cepeda; son camionetas del Estado y no personales. De todos modos, los escoltas insistieron en tapar las placas de las mismas como quiera ocultar un pecado.

Todo quedó documentado en los videos que anexamos y en ellos se puede ver, la difícil situación que le tocó soportó al periodista Gustavo Rugeles, pese a encontrarse en calidad de invitado dentro del conjunto residencial, algo que debió recordar insistentemente al policía que lo quiso desalojar todo el tiempo. El Comunicador, explicó que su presencia en el lugar se dio por la vecinos residentes que le permitieron el acceso. No valió que los propios residentes dieran fe de que ellos lo habían llamado.

Violando la obligatoriedad que por ley tienen los funcionarios públicos y las fuerzas de policía y de seguridad del Estado, para proporcionar y ayudar al acceso de los periodistas a sus fuentes y al los lugares en donde se producen los hechos;  además de violar el principio fundamental de la libre movilidad del periodista por los predios de la urbanización a la que fue invitado por residentes del mismo,  finalmente el comunicador fue expulsado del lugar.

Rugeles y los residentes que ahora temen ser víctimas de algún tipo de intimidación por parte de ese peligroso grupo que se reúne clandestinamente y sus escoltas, hicieron públicos los videos y las críticas de lo ocurrido.

 

 

 

Comparte este contenido: