Regreso Claudia López en medio de la tormenta generada por sus vacaciones en Costa Rica

Claudia López y su esposa Angélica Lozano adelantó su viaje. En su carta de solicitud de vacaciones al presidente anunciaba que por razón del servicio interrumpiría sus vacaciones el 11 de enero, pero la tormenta generada por su ausencia y las críticas, inclusive, de los medios en Costa Rica en donde también  fue noticia, la llevaron a regresar en la noche.

A través de su cuenta de Twitter la señora alcaldesa manifestó que reasumía presencialmente sus funciones desde anoche al frente de la Alcaldía de Bogotá. Algo que no va acordé a la carta enviada en la tarde de ayer al señor Presidente de la República, por parte del secretario de Gobierno, quién claramente solicita el reintegro de López para el día de hoy.

“Agradezco a Luis Ernesto Gómez, Alejandro Gómez y a todos los equipos de trabajo con quienes hemos estado coordinando las medidas de cuidado en Bogotá, que reasumo presencialmente desde esta noche. Felicitaciones a El Dorado por la correcta aplicación de las reglas y protocolos”, escribió.

Fuentes de Casa de Nariño le confirmaron que la alcaldesa le solicitó al señor Presidente de la República le aplazara tres días de sus “vacaciones” (las cuales ha tenido desde que asumió el cargo el 1 de enero de 2019), y le permitiera reincorporarse a sus funciones de manera inmediata como mandataria de los Bogotanos.

Desde el 1 de enero de 2021 día en el que salió del país la alcaldesa recibió una tormenta de críticas por parte de distintos sectores, esto debido a los crecientes índices de contagio que se presentaron en la ciudad y a la alta ocupación de las unidades de cuidados intensivos especializadas para Covid-19.

Personajes como el Senador Armando Benedetti, le cuestionó su ausencia, mientras que el Representante a la Cámara, Edward Rodríguez, le solicitó regresar o renunciar.

 

Por parte del Concejo de Bogotá le pidieron que regresara. Opinadores Políticos cómo Juan Pablo Castillo, fueron más allá diciendo que la Procuraduría General de la Nación debe suspenderla del cargo por su irresponsabilidad para con la ciudad, en su momento más crítico desde que la capital atraviesa la etapa pandemica desde marzo de 2019 a la fecha.

https://twitter.com/ernestoyamhure/status/1346799002604498945?s=21

Ayer martes las vacaciones de Claudia López fueron conocidas por la prensa internacional, y medios en Costa Rica citaron a la Dirección General de Migración y Extranjería de esa nación para confirmar que la alcaldesa de Bogotá en efecto había ingresado al país centroamericano.

La alcaldesa supuestamente dejó encargado a su secretario de Gobierno, Luís Ernesto Gómez, (pero el decreto nunca se conoció públicamente), pidió a los bogotanos cumplir todas las recomendaciones de la Secretaría Distrital de Salud, lo que causó molestia e indignación en un importante sector de la ciudadanía, que expresó sus críticas a través de las redes sociales.

La ciudad se encuentra atravesando por un segundo pico de Covid-19, dicho por la propia alcaldesa. Hay que recordar que a comienzos de la pandemia López había sido enfática en pedir a los capitalinos no viajar: “No estamos en vacaciones. No podemos poner en riesgo el resto de Colombia… Al contrario. Tenemos que quedarnos en nuestras casas. Hay que evitar que, como pasó en Italia, cuando declararon la cuarentena, la gente se vaya a viajar y expanda el virus al resto del país”, sostuvo en esa oportunidad. Hoy se ve nuevamente como se contradijo en su discurso, planteamiento y postura, sobre el particular.

La alta ocupación en UCI especializadas para Covid-19, que este martes registraba un índice cercano al 80%, ha generado alarma entre el gremio médico que sugirió declarar la alerta roja hospitalaria en la capital de la República. Algo que debió haber hecho a comienzos  de diciembre pasado.

El principiante secretario de Gobierno, Luís Ernesto Gómez, quién asumió auto posesionandosé como “alcalde encargado” luego del anuncio de las vacaciones de López,  ordenó el domingo una cuarentena calificada de absurda, improvisada e irresponsable en tres localidades de Bogotá: Usaquén, Engativá y Suba desde el martes. Los argumento fueron los supuestos “altos índices de contagio” en dichas localidades y de ocupación de cuidados intensivos que presentaban, pero no hizo lo propio con localidades cómo Chapinero, Santafe, Los Mártires y La Candelaria en dónde hubo mayor foco de contagio, debido a las aglomeraciones.

A su vez de una manera “complaciente” el Gobierno Nacional, por intermedio del ministro de Salud, Fernando Ruíz, avaló la medida, eso sí aclarando tener ciertas reservas. Según dijeron Claudia López, estuvo presente, a través de videoconferencias, en las reuniones durante su estadía en Costarica.

El compromiso de la Alcaldía con el Gobierno Nacional fue el de revisar las medidas para la ciudad el martes 12 de enero o realizar una reunión de emergencia si las unidades de cuidado intensivo especializadas para covid alcanzaban una ocupación del 85%.

A su vez el secretario de Gobierno, Luís Ernesto Gómez, respondió el trino de la alcaldesa anunciando su regreso a la ciudad y a las funciones, dandole la bienvenida, y no era para menos, pues en los cinco días que estuvo al frente de la ciudad la volvió un pandemonium.

“Bienvenida de vuelta mi querida Claudia. Nos alegra mucho que estés nuevamente con nosotros liderando a todo el equipo de nuestra Alcaldía de Bogotá”, escribió el secretario Gómez.

Esperemos a ver con qué ocurrencia sale hoy la burgomaestre capitalina.

 

Con información de AlBanquillo

Comparte este contenido: