Ifm  Noticias

Para entender lo que está pasando en Estados Unidos

Por: Mauricio Villegas Londoño

Para que más o menos entiendan lo que está pasando en Estados Unidos, les voy a medio explicar con una analogía en Colombia y LatAm. La campaña de Óscar Iván Zuluaga fue infiltrada y víctima de un montaje usando recursos del Estado para favorecer la campaña de su oponente.

Eso significó cambiar la historia de la República y el curso natural de la Democracia como expresión del constituyente primario, a quien se debe la Nación: el Pueblo. Los medios se prestaron, violando la “responsabilidad social” amparada en el artículo 20 de la Constitución.

En Colombia, pasó eso, se robaron el Plebiscito y le entregaron el país a las Farc. Un presupuesto de BILLONES para desmovilizar a 7.000 guerrilleros sin contar con la impunidad a crímenes de guerra y lesa humanidad, que a la luz del artículo 93 de la Constitución y de los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos son inindultables, es decir, no se perdonan y exigen condena privativa de la libertad intramural en establecimiento carcelario por un mínimo de años: CÁRCEL. Los artífices de esas maravillas son os mismos en Colombia y en Estados Unidos. Es una camarilla de personajes de la élite global que se sueñan con implementar lo que ellos llaman el Nuevo Orden Mundial.

Juan Manuel Santos, Samper, Gaviria, Leyva, De La Calle, son los lamesuelas de esa élite aunque se creen de ella. Y la izquierda es su brazo operativo al que se suman los llamados en Colombia enmermelados y en Venezuela enchufados, es decir, los de derecha que son descerebrados y se venden por la tajada que puedan sacar del Estado. A esa élite no se accede por poder  y los cupos ya están llenos. Los políticos son la escala baja de esa pirámide.

Por encima están algunos de los ricos más ricos del mundo como Bill Gates que pasó de vender vacunas para Windows a manejar la vacunación de humanos en el mundo sin ser médico, Al Gore el del cambio climático, Richard Branson de Virgin Airlines y creador del GII que se propone cambiar las teorías de Adam Smith y de The Elders al que pertenece Santos.

Pero por encima de ellos como ricos están las grandes ONG, donde figuran la Open Society de George Soros, Branson con lo que nació siendo GII, Gates con GAVI que maneja las políticas de vacunación de Naciones Unidas y que pone a las niñas de La Guajira a convulsionar con la vacuna de ensayo de laboratorio probada en Colombia para el papiloma y que ahora pretenden repetir poniendo como conejillos de indias a 10 millones de colombianos con la vacuna del Covid. Cabe aclarar que la prioridad de las vacunas es reducir la población mundial dicho en palabras de quien maneja la política global de vacunación de la ONU, no aliviarla, Bill Gates. Pero de eso hablaremos más adelante.

Entonces vamos así: políticos y sus gobiernos que son los pobres pendejos, idiotas útiles arrodillados en un 99%, grandes corporaciones, organismos internacionales multilaterales de políticas públicas ONG globales. Esa gente podrá ser muy poderosa y tener mucho dinero. Pero no son realmente los poderosos sino los ejecutores del plan y como les dije, a esa élite no se entra ni por poder ni por dinero, porque al que no tenga se lo dan para que ejecute el plan.

No les voy a explicar quiénes están de ahí hacia arriba manejando los hilos realmente. Hasta ahí es donde la gente alcanza a ver y los que se ven no son los poderosos, son los ejecutores. Tampoco les voy a decir cómo se llega a esa élite. Ni les voy a contar que el mas reciente libreto de una batalla de más de 20 siglos tuvo como una de las primeras victorias la Revolución Francesa y otra las Naciones Unidas. Eso son nimiedades.

Lo realmente importante es el propósito: EL PROPÓSITO. El NOM o Nuevo Orden Mundial, es el medio y es el propósito. Para saber qué es el Nuevo Orden Mundial pueden buscar en Google que son las piedras guías de Georgia. Así de fácil. No es un cuento chino ni una teoría de la conspiración. Llevan casi 50 años puestas allí.

El Nuevo Orden Mundial es un plan para la implementación de un gobierno único mundial dominado por la élite oculta, con un solo gobierno mundial, una sola religión y sin fronteras nacionales, movido por las dinámicas económicas y con una población reducida de los 7 mil millones de personas actuales a menos de 2.000.

Las piedras guías de Georgia plantean sólo 500 millones. Para lograr su cometido, tienen que debilitar a las naciones y controlar a la población en número y comportamiento. Entonces allí vamos por partes Toda política que genere división a partir de odio y lucha de clases busca debilitar. ¿Les suena conocido? Entonces ponen a la población a odiarse por posiciones políticas, religiosas, económicas, etc. Cuando se genere el caos, buscan replantear el Estado Nación para implementar un modelo de control totalitario de la población vía constituyentes aunque digan que es por el bienestar de todos.

¿Les suena conocido? El amor permite el despliegue del ser humano. Cuando ama a su familia, cuando ama su trabajo, cuando ama su vida mientras que el odio y el miedo son los elementos que le cortan las alas al desarrollo del ser, compuesto en esencia por su espíritu. Entonces nos dicen que estamos superpoblados, que el cambio climático es nuestra culpa, que vamos a morir de sed, de hambre, de virus y ante el miedo, el individuo cede y aporta su libertad por la supervivencia, por eso que venden como garantía para un mejor futuro.

Nos dijeron que moriríamos de sed para vendernos agua embotellada en pet. Ahora el problema es el pet. Que los combustibles fósiles para vendernos movilidad eléctrica autónoma que ni siquiera es reciclable y que requiere cualquier cantidad de veces más minería extractiva que la fósil. Nos meten miedo con virus cuando la humanidad ha sobrevivido 195 mil años adaptándose a ellos, para ponernos vacunas y restringirnos las libertades.

El virus actual existe. Es una realidad. De dónde haya salido o si es artificial o no, no es el caso. El mismo director de la OMS ya dijo que el confinamiento no es una opción. Y los índices de mortalidad aún su gravedad están por debajo de otros virus igual de propagados y más letales que no han sido declarados pandemia y que demuestra que el estado en el que nos tienen es una exageración. Ver niveles de pandemia. El caso aquí es lo que está detrás de esto: el propósito. El control.

Gates dijo en una conferencia, quizá de manera inconsciente, que el problema es la superpoblación de la humanidad es que al ritmo que vamos, alcanzará los 9 mil millones pronto pero que con un buen programa de vacunación, se puede corregir el problema en al menos un 10 o un 15% Soros ya dijo abiertamente que se debe implementar el Nuevo Orden Mundial y coincide con Rockefeller en decir que el mejor modelo de control poblacional y económico es el modelo del Partido Comunista Chino. Es decir, una población igualada por lo bajo con un control policivo extremo comunista que restringe las libertades del individuo al servicio de una cadena de producción, donde los hijos son del Estado y gobernados por una élite capitalista que domina todo.

Las vacunas no son malas. Los científicos se queman las pestañas en los laboratorios, la mayoría de ellos, por el bien de la humanidad. Hay que tener cuidado con quién controla las políticas de vacunación, sus intereses y las farmacéuticas. Las agendas internacionales como la LGBTI, el aborto y la eutanasia, hacen parte del plan de educación de la población. Sin contar con lo que puedan aportar las guerras.

No me crea nada de lo que digo aquí porque esto no es más que mi opinión, mi lectura sobre lo que está pasando, simplemente vaya y consulte por su propia cuenta directo a las fuentes. Vaya y busque a Gates, Rockefeller, Soros, diciendo lo que dije que dijeron.

Volviendo al principio y ya para cerrar, lo que sucede en Estados Unidos es que Trump fue una falla en su plan, y se les paró de frente y los enfrentó. Cosa que en el pasado intento hacer John F. Kennedy y ustedes ya saben lo que pasó. Existe suficiente riqueza creada en el mundo, lo que pasa es que está muy mal repartida y nos volvieron adictos al consumo los mismos que cada día se obsesionan por el control total de la humanidad. Estamos frente a una batalla quizá sin precedentes frente a una élite oscura que pretende controlarnos como a ganado y que no esperó que le apareciera una élite blanca luchando por protegernos para permitirnos desplegar nuestras alas en beneficio del ser y de la humanidad.

Comparte este contenido: