Ifm  Noticias

Uribe, hombre de profunda fe

Por: Diego Arango O.

Mas allá de toda justicia, decisión seria con fuertes fundamentos jurídicos, la Juez determinó conceder libertad al expresidente. Ahí está la profunda fe de Álvaro Uribe. En el fondo de su corazón sabía que Dios estaba con él y esto no era por providencia divina, sino porque todo aquel que pone su vida y sus actos en manos del Señor, El siempre lo escucha y acompaña.

Digo esto porque conozco al expresidente, doy testimonio que es un hombre de fe, no por convencionalismo ni por tradición, sino por convicción. Es sólido devoto de la Santísima Virgen María, persona de oración y entrega.

Tengo autoridad moral para decir esto, pues soy testigo de actos de profunda fe, en que él ponía sus decisiones a la voluntad de Dios pidiendo acompañamiento de la Virgen María.

Era el año 2008 y siendo Uribe presidente recibió a un laico norteamericano que promovía y predicaba a Dios por todo el mundo, John Rick Miller. Cuando Rick entra a Casa de Nariño, el presidente lo esperaba, lo saluda proponiéndole rezar un rosario. Así lo hicieron juntos.

Una de las acciones muy próximas a realizar era la Operación Jaque que rescataba a los secuestrados por las Farc, difícil y riesgosa. Una noche siendo avanzada hora, un convoy militar llegó al apartamento donde Rick se hospedaba cuando venia a Bogotá, era la alta cúpula de las fuerzas armadas colombianas solicitando a John Rick orar por ellos y por una misión próxima a realizar. Querían por sugerencia del presidente, que se pusiera dicha misión en manos de Dios y la Santísima Virgen. Recordemos que fue una operación limpia, sin muertes y exitosa, todos los secuestrados sin conocer esos antecedentes agradecieron a Dios y la Virgen. Ahí están todos los videos de la liberación.

Otra anécdota que tanto a mi esposa como a mi nos llena de sentimiento y es que un amigo nuestro, hombre humilde y de color, latonero de oficio, quien asegura recibir mensajes de la Virgen, nos había pronosticado sin detalles, antes de esa operación Jaque, que los secuestrados muy pronto serían rescatados.

Dos años mas adelante, sobre los últimos cuatro meses de gobierno del presidente Uribe, este buen hombre llama a mi esposa a decirle que la Virgen quería acompañar al presidente, porque venían días muy duros para el. Propuso llevar la imagen de la Virgen Milagrosa de nuestra casa a presidencia, entonces me comunique con Cesar Mauricio Velázquez, jefe de prensa del presidente y le plantee esa petición; me dijo que consultaría con el presidente. Ese mismo día me llama diciendo que el presidente recibiría personalmente a la Virgen. En efecto así lo hizo arrodillándose  frente a ella quien lo acompañó hasta el último día de su mandato.

Tiempo adelante, siendo el expresidente Senador, la Virgen pidió estar en su despacho, allá lo ha acompañado y protegido, sin olvidar los ataques que este hombre ha sufrido en su vida. ¡Por eso afirmo que Uribe es un hombre de profunda fe!

arangodiego@hotmail.com

Comparte este contenido: