Ifm  Noticias

Reyes debió informar contrato y recusarse como hicieron con la magistrada Lombana

A la Magistrada Cristina Lombana, sus compañeros de Corte le pidieron que abandonara el caso Uribe y le dejara a Reyes y los demás integrantes de la Sala de Instrucción, la investigación por la supuesta manipulación de testigos. La recusaron porque ser militar en tiempos de Álvaro Uribe Vélez.

Comparado con el contrato, que reveló Semana en el que el Magistrado Cesar Reyes, visitaba las cárceles para establecer la salud de los presos integrantes de FARC por mandato del Gobierno Juan Manuel Santos; la recusación de Lombana sería mínimo.

Por eso no termina de comprenderse como no fue recusado Reyes y deja entrever las posibilidades de que el magistrado ocultó la información viciando la investigación o que la corte se parcializó.

El expresidente Álvaro Uribe publicó un trino en el que se refiere al magistrado ponente del caso por manipulación de testigos que lo tiene en casa por cárcel.  El exmandatario habla de un contrato que ha suscitado polémica entre Cesar Reyes y el Fondo de Programas Especiales para la Paz del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, el 148 de 2016, por un monto de 575.674.360 pesos para un plazo de solo cuatro meses.

Del contrato directo del Magistrado Reyes con Santos no se qué pensar, menos qué escribir!

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) September 2, 2020

Reyes no era magistrado, sino el representante legal de la organización Nueva Justicia. Para la ejecución de este contrato debía cumplir una serie de obligaciones.

1. Recolectar información pertinente de cada una de las personas que aparecen en la lista de las FARC-EP a efectos de determinar su identificación, el frente o columna, condiciones de aprehensión, delito imputado, estado procesal de la investigación.

2. Realizar visitas a establecimientos carcelarios y juzgados a efectos de la recolección de la información

3. Consultar las bases de datos institucionales para cruzar y verificar la información recolectada.

4. Analizar la información recolectada, verificada y cruzada.

5. Elaborar una ficha digital de caracterización de cada interno, que registre toda la información recolectada, cruzada y analizada.

6. Entregar los archivos digitalizados de documentos consultados (sentencias, escritos de acusación y demás documentos consultados).

7. Entregar la aplicación digital en HTML, que permita consultar, organizar, administrar y procesar la información, depurada de todas las fichas de caracterización de cada interno. La entrega debe hacerse con las especificaciones técnicas del aplicativo y la capacitación correspondiente a la persona designada por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

8. Presentar informes parciales sobre el proceso de recolección de la información.

9. Presentar un informe final que contenga el resultado final, con la ficha digital de caracterización y los archivos digitalizados de documentos consultados. 10) Utilizar una metodología de trabajo por etapas, así: i) Diseño y validación de una aplicación HTML que permita la gestión efectiva de la información recolectada, verificada y analizada, ii) Diseño y validación por parte del comité técnico ¡ntennstitucional que se conforme para ello, del modelo de ficha de caractenzación del interno (FCI), que contendrá las variables necesarias para el proceso de loma de decisiones por parte del supervisor del contrato, iíi) Elaboración y validación del protocolo estratégico de recolección, categorización y análisis de la información, iv) Elaboración y validación de los estándares de calidad y seguridad de la información a recolectar, v) Elaboración y validación del protocolo de verificación de la información, vi) Postulación y validación del listado de profesionales encargados de recolectar y/o verificar la información de cada interno.

El contrato ha generado debate. Una de las preguntas que abre es si el magistrado Reyes puso de presente esta situación a sus compañeros de sala. Como se sabe, durante el proceso de Álvaro Uribe hubo un fuerte escrutinio a las hojas de vida de los magistrados que tenían el caso. De hecho, la magistrada Cristina Lombana fue apartada del proceso por cuenta de haber trabajado unos meses en la oficina del penalista Jaime Granados.

También será importante saber si en el marco de la ejecución de esos contratos, las visitas que se realizaron a cárceles tuvieron que ver con testigos relacionados al proceso de Álvaro Uribe.

El expresidente publicó en horas de la noche un segundo trino refiriendose a un segundo contrato a otro magistrado.

___

Con información de Semana

Comparte este contenido: