Ifm  Noticias

Retiran a la Directora de Rentas y a una subsecretaria Hacienda en momentos en que se debate el futuro de la FLA en la Asamblea

Un extraño movimiento en la Gobernación de Antioquía, se produjo en la tarde de hoy viernes con el retiro sorpresivo de la directora del Rentas Departamentales, Ana María Toro y de la Subsecretaria Financiera de Hacienda, Ángela Piedad Soto.

El movimiento no levantaría suspicacias de no ser porque en la actualidad, se debate en la Asamblea Departamental, la nueva figura de la Fábrica de Licores de Antioquía,FLA, en el marco de las sesiones extras que fueron convocadas por el Gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, además de un nuevo impuesto para dedicarlo al deporte.

Sin que se conozcan los detalles a profundidad, todo parece indicar que el movimiento obedece a una exigencia de un importante bloque de diputados que habrían puesto como condición la salida de las funcionarias a fin de poder proceder con el objetivo de la administración departamental.

También es cierto es que en las últimos días se han presentado, por parte del diputado del Centro Democrático, José  Luis Noreña, una serie de denuncias en contra de funcionarios, por el supuesto conocimiento que las autoridades habrían tenido, de lugares en donde se expende licor de contrabando, sin que haya una acción decidida por parte de estos, lo que el mismo diputado Noreña, denominó con una mafia interna.

De todas maneras en el mundo político criollo este tipo de negociaciones son habituales, pero suelen realizarse de manera cerrada; por lo que la suspicacia se queda en el plano de la sospecha y alejado, por el momento, de la certeza hasta tanto los diputados y la asamblea se refieren al tema.

Casualidad o no, el hecho es que las funcionarias ha sido removidas de sus cargos y declaradas insubsistentes.

Comparte este contenido: