Por su parte, algunos congresistas del Centro Democrático, entre ellos el senador Santiago Valencia quien señala la politización e infiltración de la Minga o la Representante a la Cámara Margarita Restrepo, responsabilizaron directamente a la Minga por la frase que sentencia a muerte al expresidente y vuelven a señalar a la Colombia Humana de Gustavo Petro.

Hasta el momento, todas son denuncias en redes y la autoría clara, pero ahora hay que esperar para saber si esta episodio también quedará en el anecdotario, como tantos actos de violación a las leyes y normas que se le vienen perdonando a la Minga y a quienes la apoyan, o por fin las autoridades iniciarán las respectivas investigaciones y ejecutarán las sanciones correspondientes.

Solo por recordar algunos de los privilegios que hacen a los indígenas, intocables: Mientras un bus legal no puede llevar a nadie en sobrecupo en viajes intermunicipales, ni siquiera la puerta abierta porque es sancionado, los Indígenas van aglomerados en el techo de los buses. Si un grupo de personas se reúne para una simple reunión, se le multa y como en Medellín, hasta le cortan los servicios, pero los indígenas, pueden hacer desde Mingas Bailables hasta camas comunales aglomeradas. Si alguien es encontrado sin tapabocas, se somete a una contravención, pero los indígenas, pueden caminar sin ella por cualquier parte sin que nadie les diga nada. Si alguien se atreve a poner una pancarta parecida a la que han ubicad ordenando la muerte de Petro, seguramente llega a estrados internacionales de Justicia, pero en este caso ¿qué pasará?.