Ifm  Noticias

Otra vez, migrantes ilegales quedan atrapados en zona del Urabá

ANTIOQUIA.

Un grupo de 297 migrantes que atravesaban el país buscando mejores oportunidades, debieron parar su recorrido en el municipio de Necoclí, en Urabá, debido a que 68 de ellos resultaron contagiados de coronavirus y en este momento se encuentran en confinamiento y son atendidos por la Gobernación y la Alcaldía.

“La Covid-19 ha puesto en evidencia las más grandes desigualdades que hoy enfrenta el mundo y por supuesto, Antioquia. En Necoclí tenemos 297 migrantes extranjeros, que buscando una mejor vida para ellos y sus familias cruzaban fronteras, pero debieron parar su travesía”, expresó a través de redes sociales el gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez.

El mandatario informó que desde hace ya varias semanas se ha venido monitoreando este caso y la semana pasada un equipo de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia comenzó a hacer pruebas masivas para verificar contagios del coronavirus y acompañar socialmente a la Alcaldía de Necoclí para la atención de esta población migrante.

Después de verificar 68 contagios, la Gobernación activó un dispositivo con la participación de diferentes dependencias como Salud, Gobierno, MANÁ e Inclusión, para garantizar sus derechos y acompañar el cumplimiento del tiempo de confinamiento requerido, con todas las medidas de bioseguridad necesarias para la recuperación de esta población.

Martha Londoño, epidemióloga de la Secretaría de Salud de Antioquia, explicó que estas personas se encuentran albergadas en Necoclí desde el pasado mes de marzo esperando cruzar a Panamá e informó además que la Gobernación de Antioquia, luego de verificar los riesgos epidemiológicos de los migrantes, se identificó un primer caso de Covid-19 y de inmediato se suministraron los insumos necesarios al municipio para que dispusiera de muestras para identificar contagios. A partir de los resultados que verificaron la presencia del virus, se estableció el Puesto de Mando Unificado y el asesoramiento de la Secretaría de Salud del Departamento al municipio. “Vamos a estar en seguimiento para que esta población sea atendida adecuadamente, con el fin de reducir el riesgo de complicaciones y hacer la pronta identificación de personas que requieran hospitalización”, indicó la epidemióloga.

Los migrantes provienen de Haití, Cuba, Chile, Brasil, República del Congo, Venezuela, Guinea, Mauritania, Senegal y Camerún y según lo expresó el gobernador encargado “no importa el país de origen, son seres humanos que necesitan de nosotros. No podemos perder la esencia de lo humano”.

Comparte este contenido: