Ifm  Noticias

Me repugna la justicia prostituida

Por Vïctor Hugo Galeano

Al despertar este día miércoles, analizando todo lo que ha pasado en la últimas horas y después de sufrir las burlas de los amigos que conocen mi ideología política, no puedo quitar de mi pensamiento la repugnancia que me causa mi país.

Suena duro pero no hay que aceptar la realidad:

Me repugna ver como la justicia dejo de lado la imparcialidad y ahora se arrodilla a los intereses políticos que mas le convengan, un día mis maestros en la facultad de Derecho del Externado de Colombia, fueron asesinados por los terroristas del M-19 y estoy seguro que conociendo su rectitud en el ejercicio de la jurisprudencia es mejor que estén muertos a ver como las altas cortes del país se prostituyeron vendiendo sus fallos a lo que mas le convengan.

Me repugna que los magistrados exijan independencia y respeto.

Me repugna ver a algunos lideres políticos pidiendo respeto por la justicia de Colombia, cuando en épocas recientes si los fallos no les convenían, de inmediato corrían a las instancias internacionales a suplicar medidas cautelares y no han dado explicaciones por presuntos actos de corrupción captados en vídeo.

Me repugna la manipulación sufrida por las personas jóvenes que hoy celebran la detención de Uribe, cuando no conocen la verdadera historia reciente de nuestro país, no saben lo que en realidad ocurrió y bajo que costo de vidas y sangre de colombianos, hoy los lideres de izquierda están donde están.

Me repugna que asesinos, violadores de niños, secuestradores, torturadores hoy estén en el poder sin haber cumplido con las reparaciones prometidas, que ahora desconozcan las atrocidades realizadas y que exijan justicia y respeto por ella.

Me repugna el pensar que los rumores que un día se dieron sobre la exigencia de la cabeza de Uribe por parte de las Farc  para firmar la paz en la Habana son ciertos.

Me repugna que los magistrados que hoy dictan la detención de Álvaro Uribe son los mismos que dieron la libertad a Santrich desestimando las pruebas que existían y avalaron su fuga.

Me repugna que después de tanto tiempo la llamada Justicia Especial para la Paz sea hasta ahora un tribunal que legaliza las atrocidades cometidas por la guerrilla, que no se digne escuchar los testimonios de las victimas que como las mujeres de la Corporación Rosa Blanca, que tienen pruebas como fueron reclutadas y violadas por los que hoy ocupan curales en el congreso a nombre de las Farc.

Me repugna tanta prensa arrodillada y que utilizan los medios para abogar por sus propios intereses, creyéndose jueces y prácticamente dictando condenas.

Me repugna un gobierno timorato que no responde a los ideales por los que fue elegido.

Me repugna que tanta gente hable de la culpabilidad de uno u otro sin seguir los procesos y la valoración de las pruebas para poder emitir sus propios juicios.

Me repugna que un senador de la República  se sienta orgulloso como un día me lo dijo, que un frente de terroristas de las Farc llevara el nombre de su padre y que este mismo senador abogara por los derechos de los terroristas como Jesús Santrich.

Me repugna que las decisiones mas trascendentales del país y que afectan a millones de Colombianos, sean tomadas por unas pocas personas investidas como los sabios de la jurisprudencia que ni siquiera fueron elegidos por el pueblo.

La justicia debe aplicarse para todos con el mismo rasero, no es explicable que se concedan beneficios a unos y a otros no, sí Álvaro Uribe se le comprueban delitos con pruebas reales debe pagar por ellos, no podemos seguir administrando justicia a base de testigos que se venden a cambio de prebendas o  anónimos, así como tampoco aquellos que se comprometieron a reparar y confesar sus crímenes pueden seguir burlando a la justicia.

Es muy triste decir que me repugna mi país

@lunado27

 

 

 

 

 

Comparte este contenido: