Ifm  Noticias

Mapfre estaría pensando en revaluar pago de póliza a EPM

Tras la posición del alcalde de Medellín, Daniel Quintero y apoyado en su tesis por la Gerencia de EPM, en el sentido de atribuir las pérdidas en Hidroituango a los contratistas, por supuestas fallas que los harían responsables y por lo que se iniciará el proceso de conciliación prejurídico; la española Mapfre está replantándose la aceptación del pago del seguro por valor de 5,3 billones de pesos, del  ya hizo un primer pago de 150 millones de dólares.

La razón, es que al momento en que EPM anunció que demandaría por 9,9 billones de pesos, adujo que la responsabilidad en los daños en la represa no fueron causas fortuitas, sino que señala que los responsables son los diseñadores y constructores.

La póliza de Todo Riesgo sobre la que Mapfre Seguros había aceptado el pago, incluía percances atribuibles a hechos impredecibles, fortuitos y por causa de la naturaleza, algo que queda desvirtuado con la pretensión del alcalde y que nunca fíe calculado al no haberse llevado a discusión a la junta directiva no haberse elaborado una matriz de riesgos ni un plan de mitigación de los mismos.

Asi las cosas, cambia el panorama para la aseguradora que congelará el pago que estaba próximo a producirse e iniciará acciones para determinar, entonces, la verdadera causal de los daños, ante la duda que ha sembrado el Alcalde de Medellín, Daniel Quintero y EPM.

El camino ahora será de consultas entre la matriz y la correspondiente en Colombia en el que, seguramente, se deje de pagar a la espera del resultado de la conciliación y futura demanda.

Algunos juristas especializados inducen que con la contundencia que se aseguró la responsabilidad de los daños por parte de EPM que ya hace responsables a los contratistas, podría también darse una cancelación de responsabilidad por parte de la aseguradora, que podría iniciar acciones para que le fuera devuelto el dinero pagado, perdiéndose así, los 5,3 billones que ya se habían comenzado a pagar. Esto sería otro golpe a las finanzas de Hidroituango y de EPM que incrementaría las pérdidas de 9,9 billones de pesos a 15,2 billones.

Este sería otro impacto no calculado por la decisión del alcalde Daniel Quintero del Gerente de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, al que se refería la Junta Directiva cuando renunció y le reclamaron el no haberlos consultado y no haberse hecho la matriz de riesgos de lo que podría generar esta decisión.

Comparte este contenido: