Ifm  Noticias

Libertad de Álvaro Uribe Vélez aplazada hasta el sábado 10 de octubre

La Juez 30 de Control de Garantías, Clara Ximena Salcedo, determinó esta tarde luego de más de 13 horas de audiencia, dar veredicto sobre la libertad del expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez, el próximo sábado 10 de octubre a las 8:00 de la mañana, para examinar de fondo lo dicho en la larga audiencia y decidir si actúa acogiendo los argumentos de la defensa encabezada por los abogados Jaime Granados y Jaime Lombana, del Fiscal del caso, Gabriel Ramón Jaimes y de la Procuradora delegada para este caso, Maria Lourdes Hernández; en el sentido de que a la luz del Sistema Penal Acusatorio, se debe conceder la libertad.

LE PUEDE INTERESAR: Así va la audiencia por la libertad del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Esto pasó en la mañana

La audiencia tuvo dos grandes momentos, la mañana en la que habló la defensa del expresidente Uribe y el Fiscal del caso, y en la tarde, algo accidentada, la Procuradora y las partes que buscan ser reconocidas como víctimas.

La Juez, evitó las maniobras dilatorias que desde quienes quieren hacerse ser reconocidos como víctimas, el exfiscal Eduardo Montealegre y el abogado Fernando Perdomo; se intentaron bajo argumentos que nada tienen que ver con el tema de la audiencia y que tendrán, según lo dijo la funcionaria, su tiempo y espacio en medio del desarrollo del proceso.

El abogado de Iván Cepeda, Reinaldo Villalba, se concentró en criticar la exposición del Fiscal, tampoco logró que la Juez entendiera la discusión, que no controvirtió los argumentos que pedían la libertad. Villalba al igual que Perdomo y Montealegre, buscaron en sus argumentos insistir en que implícitamente, el fiscal, con sus críticas a la indagatoria, suponía una solicitud de nulidad de la indagatoria. Es de esa manera como luego que la Juez diferenciara los espacios, en los que los demás temas podrán discutirse, entre ellos la pertinencia de la indagatoria y el momento procesal con el que el caso debe continuar, se procedió a sopesar las versiones de las partes.

Luego vendría un penoso espectáculo protagonizado por el fiscal Eduardo Montealegre quien hizo él ridículo, indulto, maltrató, se burló y desacató la orden de la juez quien lo llamó al morder en varias oportunidades tras portarse como un patán.

Quedo claro que su intención fue demorar tanto la audiencia para presionar que fuera suspendida. La juez evitó tal cosa y prosiguió

A Montealegre le siguió Perdomon y finalmente la Procuradora quien hizo gala de su excelente calidad argumentativa.

De esa manera, y después de 13 horas de audiencia, la Juez cerro la audiencia y se comprometió a dar su decisión el sábado, tiempo que considera prudente para analizar todo lo dicho sobre el caso del expresidente.

La defensa, La Fiscalia y la procuraduría solicitaron la libertar mientras se procede a cumplir con la normatividad de la ley del Sistema Penal Acusatorio en el que la Fiscalía deberá llevar el caso ante un Juez de Conocimiento para poder proceder en con la imputación de cargos y si cabe, una posible nueva solicitud de prisión o permitiendo que en el proceso, el expresidente se pueda defender en libertad.

La molestia de las supuestas víctimas es que queda en la Fiscalía la necesidad de reiniciar el proceso, luego que fuera desestimado lo actuado en la indagatoria de la Corte Suprema de Justicia, adelantando que la nueva competencia, de la justicia ordinaria, es que la Fiscalía reiniciará la valoración de los elementos probatorios.

Sin duda este es un golpe para Iván Cepeda quien inició este proceso en la Corte Suprema de Justicia, con una composición ideologizada que por años buscó atacar al expresidente Uribe negando por lo menos, ocho garantías procesales, lo que llevó a su renuncia al senado. Con ello, la Corte perdió su competencia e Iván Cepeda debió buscar las dilaciones necesarias y el apoyo del exfiscal Montealegre y Perdomo para que se consideraran también víctimas y presionar a la Fiscalía. Pero esta jugada dilatoria, solo logró prolongar la prisión de Álvaro Uribe Vélez por 21 días, tiempo que se tardó la solicitud de conceptos, tras la primera audiencia de solicitud de libertad, que tuvo como epicentro no la liberad de Uribe, sino el sistema de competencia entre la ley 600 que venía aplicando la Corte o el Sistema Penal Acusatorio, en la ley 906.

Dilucidado ese primer concepto, en la nueva audiencia las supuestas víctimas trataron nuevamente de dilatar con argumentos que no fueron aceptados, siendo declarada la liberad, lo que es un golpe a las pretensiones de Cepeda de meter a la cárcel al expresidente como tantas veces lo había anunciado.

 

Comparte este contenido: