Ifm  Noticias

(EN VIDEO) Las pruebas de Herbin Hoyos contra las FARC y el M-19

El periodista Herbin Hoyos presentó el Arsenal de pruebas con las que desmonta la mentira de las FARC, de que los niños qie ingresaron a la guerrilla, lo hicieron voluntariamente y que ellos nunca reclutaron menores.

El discurso de las FARC, que vienen redefiniendo y haciendo público cambiando la versión ya conocida del reclutamiento forzoso de miles de menores y con el que los responsables llegaron a la JEP, se cae entre los testimonios de las víctimas y las pruebas irrefutables del comunicador.

Entre ellas, están cientos de fotografías, órdenes escritas, portadas de revistas y publicaciones de la misma guerrilla, manuales de entrenamiento y políticas definidas en los congresos guerrilleros.

Pero además, entre las pruebas se deja ver, cómo no solo las FARC reclutaron, sino que también, utilizaron a los menores para sus más aberrantes perversiones. Los jefes de las FARC violaron y hasta se casaron con menores de 12 años, las hicieron abortar y hasta las usaron para tomarles fotografías pornográficas.

Entre las pruebas expuestas en rueda de prensa. Hoyos mostró el famoso Chaleco de las FARC; una cuerda roja de cáñamo que ponían en el cuello a los niños y niñas que no se sometían a los deseos de sus superiores antes de fusilarlos.

En las reveladoras fotografías, Herbin Hoyos, demuestra que las FARC también mienten cuando dicen que no había niños menores de 15 años, mostrando a niños casi bebés uniformados.

Las pruebas que serán llevadas a la JEP en medio del proceso de la Justicia Especial que se les lleva a las FARC y en el que se les exige cuenten la verdad, también muestra los procesos de adoctrinamiento que los guerrilleros realizaban en centros educativos.

Entre las pruebas hay fotografías inéditas de Jesús Santrich rodeado de menores y apunta a los comportamientos depravados que varios miembros de los dirigentes que hoy están en el Congreso.

Pero el comunicador va más allá de las FARC y encontró pruebas de comportamientos similares contra menores desde 1978, esta vez del M-19, a quienes también pretenden llevar ante la JEP, para que respondan por los delitos de reclutamiento forzado, violación y otros comportamientos delictivos y aberrantes en contra de los menores.

Comparte este contenido: