Ifm  Noticias

Las preguntas no hacen daño

Por: Andrés Úsuga.

Las preguntas no hacen daño ni son por odio ni atacan ni agreden. Las preguntas son preguntas y punto y no se les deben hacer otras lecturas . Preguntar por la planificación del proyecto Hidroituango y por su contratación o por las demás contrataciones de EPM, no me convierte en un enemigo ni del proyecto ni de la empresa ni del gerente y mucho menos de sus trabajadores; y muchísimo menos de los ciudadanos antioqueños, víctimas de lo que está pasando.

Hoy es un momento de solidaridad y acompañamiento, pero el no visibilizar causas y consecuencias es bastante cómodo, facilista y hasta sospechoso, para cuando en un futuro muy cercano como esperamos (luego de que pase la tragedia humanitaria que estamos viviendo en el bajo Cauca antioqueño y cuando los trabajadores de Hidroituango, héroes por demás, tampoco estén arriesgando ni sus vidas ni su integridad), se asignen responsabilidades de todos los tipos (penales, disciplinarias, fiscales, politicas, administrativas, históricas por lo menos), sin acudir a una falsa solidaridad, que más bien esconde, en algunos casos, compinchería y coautorías de faltas disciplinarias y hasta delitos.

Eso no quita el hecho de que aparezcan falsos mesías y seudoexpertos en hidráulica y generación de energía que aprovechen el momento que se está viviendo para posar de ‘adalides de la moral’, de líderes de la población adolorida, con el único objetivo de recoger réditos políticos como el nefasto exviceministro de MinTic, Daniel Quintero Calle, quien es la diva de la tragedia, con un dedo acusador y hablando de lo que no tiene idea, para lanzar su próxima candidatura por el partido liberal gavirista (de César no de Aníbal, aunque no se si son lo mismo no creo) a la Alcaldía de Medellín o al Concejo de nuestra ciudad.

Pero preguntar objetivamente no puede ser señalado por los antioqueños ni los medellinenses como algo dañino. Preguntas muchas y diarias, como ¿la situación real del metro y sus múltiples fallas en los últimos meses?, preguntas como ¿cuándo van a finalizar o cómo va la ejecución de parques del río etapa 2? , como ¿terminó el tema de la seguridad en Belén Zafra, la comuna 13 o la comuna 9 y los demás sitios de la ciudad azotados por la delincuencia? o ¿para cuándo acaban la eterna obra de la tranversal inferior o las obras civiles del centro de la ciudad?

Preguntar no puede ser satanizado ni graduar a quien pregunta de enemigo de las administraciones, de los gobernantes o de sus funcionarios. Preguntar es el ejercicio serio y responsable de ejercer la ciudadanía, incluso, en ocasiones, incomodando a algunos amigos y cercanos que no entienden, a veces, que quienes estudiamos alguna ‘cosita’ que sirva al bien común, debemos ayudar por medio de estas redes a despertar un poco a los ciudadanos que compartimos un espacio sin que nos pongan un ‘Inri’ en la frente por simplemente eso: PREGUNTAR.

Amo mi ciudad, amo mi departamento, amo a los más de seis millones de antioqueños que tuvimos el privilegio de nacer en esta tierra bendita, llena de dificultades y con una historia con mucha sangre, pero llena de esperanza… y porque amo mi patria chica, me duele lo que pasa en estas tierras y en ese orden de ideas, las finanzas de estas entidades no pueden seguir al garete y como plata de bolsillo.

Los impuestos de todos los antioqueños, el futuro de nuestras gentes, nos debe preocupar a todos y el primer ejercicio ciudadano para cuidar nuestros recursos y nuestros antioqueños es PREGUNTAR… “llevo el hierro entre las manos porque en el cuello me pesa”. Soy Andrés Úsuga y soy antioqueño, me gusta pensar y soñar y por eso pregunto. Otros utilizan las redes para montar fotos de lo que comieron, otros para vender productos y servicios, otros para conseguir novia, filtrear etc., yo lo hago para preguntarme muchas cosas que ojalá tengan respuesta.

Comparte este contenido: