Ifm  Noticias

La inexplicable duplicidad de funciones en nómina paralela en la representación internacional de Medellín

Desde hace 12 años, Medellín cuenta con su propia agencia de cooperación y representación internacional. La ACI, Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín; es una de aquellas entidades, que ha permitido que la ciudad, sea protagonista del diálogo internacional, sin tener que pasar por la Cancillería, pudiendo así, gestionar recursos de cooperación, acuerdos con ciudades hermanas, obtener asistencia y apoyo técnico, tecnológico, académico y hasta migratorio.

Hasta el momento, esta agencia había funcionado sin problemas y se encargaba, con un excelente nivel, de la representación de la ciudad y la administración municipal en el contexto mundial; al punto, que gracias a la ACI, la ciudad ha podido contar sus logros y ser reconocida con múltiples premios en temas como el desarrollo, la arquitectura, la conectividad, la tecnología.

Esta agencia puso a Medellín a sonar en el contexto internacional cambiando la cara de violencia que tuvo por muchos años y logró demostrar los esfuerzos continuos por generar una política social incluyente que terminó mostrando a la ciudad en su transformación, cambiando de la ciudad más violenta y tomada por el Cartel de Medellín, a la ciudad recomendada en los listados internacionales para vivir y visitar.

Pero con la llegada de Daniel Quintero como Alcalde de Medellín, pareciera que la ACI pasó a un segundo plano. Entre las principales cosas que llamaron la atención, fue la vinculación de la actual directora, Eleonora Betancur González, una funcionaria llegada desde Bogotá, quien viene de las huestes Petristas. Betancur, fue la Directora Distrital de Relaciones Internacionales en la alcaldía de Gustavo Petro.

Una vez Quintero se posesiona como alcalde, procede a nombrar a Eleonora Betancur, como la directora de la Agencia que representa a la ciudad, pero inexplicablemente y de manera paralela, suscribe un contrato con Erika Vanessa Celi Díaz, una nortesantandereana con quien se suscribió un contrato por valor de $46.400.000 de pesos con el objeto de la “prestación de servicios profesionales para el acompañamiento del relacionamiento internacional del Despacho del Alcalde y Secretaria Privada del despacho del alcalde; cuando esa es precisamente la función de la ACI.

La funcionaria Betancur González, nacida en Bogotá y de familia tolimense, es hija de la empresaria y dirigente liberal del Tolima Olga Beatriz González, quien acompañó en la campaña presidencial a Gustavo Petro. Eleonora, llegó a la ACI con la confianza de Quintero, por lo logrado justo en el gobierno de Petro en su período de como alcalde.

Quien pone el dedo en la llaga y hace evidente este tema, es el exconcejal Bernardo Alejandro Guerra, quien ha dejado en evidencia la duplicidad de funciones y la consiguiente nómina paralela al tener una entidad haciendo lo mismo que una asesora contratada para los servicios personales del Alcalde y su secretaria general, como si no pudiera contar con la ACI; pues basta solo revisar en el contrato, las especificaciones esenciales, entre las que se dice que la contratista deberá:

“1. Propiciar espacios de participación con diferentes aliados internacionales para la búsqueda de cooperación para el Municipio de Medellín.
2. Convocar y exponer a aliados internacionales la políticas del Municipio de Medellín, en la búsqueda de una participación activa e integrada para la construcción de una mejor ciudad.
3. Estructurar una agenda de acercamiento con aliados estratégicos internacionales encaminada a la búsqueda de participación e integración del Municipio de Medellín.
4. Realizar seguimiento a los asuntos que le sean encomendados en materia de relacionamiento internacional por el Despacho del Alcalde, Secretaria Privada y gabinete en general.
5. Acompañar las reuniones y mesas de trabajo que se generan en el marco del contrato”.

Estas funciones son exactamente las mismas a que realiza la ACI para la ciudad.

Contrato 4600084902 de 2020 Erika Celi by Ifm Noticias on Scribd

La señora Celi Díaz, viene de trabajar con el alcalde Daniel Quintero en Bogotá. Fue parte de su equipo de trabajo en Innpulsa y el Minsterio de las TIC, en donde se desempeñó como encargada de las relaciones internacionales, según denuncia Guerra; a la vez que señala que la señora Celi, posee un contrato de prestación de servicios profesionales desde enero y hasta diciembre con el Ministerio de las TIC, por lo que el contrato con la alcaldía, se hace al mismo tiempo del contrato de MinTIC.

Contrato 354 de 2020 by Ifm Noticias on Scribd

El contrato con la señora Celi, no tenía fundamento y desdice la razón para la que existe la ACI. No se entiende el contrato con similares funciones en un contrato que duró hasta julio pasado, sin que se haya evidenciado el aporte para la ciudad, pese a que existe el documento de supervisión y de recibido a satisfacción de los productos sin que estos se vean evidentes en la administración y solo existe una escueta acta de recibo y terminación del contrato sin detallar lo recibido pero con fecha de marzo, en una terminación anticipada del contrato.

Informe final de supervisión 4600084902 de 2020-Erika Celi by Ifm Noticias on Scribd

La pregunta del exconcejal Guerra, quien no para en su labor de fiscalizción y de denunciar las irregularidades de las administraciones municipales, tanto en el pasado como ahora;  fue publicada en su cuenta de Twitter:

 

 

Comparte este contenido: