Ifm  Noticias

La dura carta de los directivos de EPM al gerente Álvaro Guillermo Rendón

Nunca en la historia de EPM, las cosas se habían puesto tan difíciles para la gestión de un gerente. La de Álvaro Guillermo Rendón, podrá pasar a la historia, como una de las peores, si no toma los correctivos adecuado y pronto, pues luego de la crisis generada por él y por el alcalde Daniel Quintero, al violar el Gobierno Corporativo, todo se le ha ido en contra.

Hoy, una dura carta dirigida a Rendón en su calidad de Gerente de Empresas Públicas de Medellín y con copia al alcalde, le enviaron los más de 160 altos directivos de la empresa y en la que le expresan su descontento con su gestión. Los directivos, a parte de manifestarle que están de acuerdo con el Sindicato de Profesionales, le hacen duras críticas a su talante como director que guía la empresa.

“Liderar a EPM exige defender con valentía el honor de la empresa y al talento humano, que ha participado en las discusiones más trascendentales para la toma de decisiones colegiadas en diferentes escenarios, incluida los de Junta Directiva y los Comités de Gerencia, por lo que el manto de duda que hoy se tiende sobre la empresa, es un ataque directo a todos los trabajadores, por lo que resulta lamentable e incomprensible la indiferencia mostrada por usted ante estos hechos. Un mero discurso no cambia las cosas” dice la carta en la que además le indican que “el líder del Grupo EPM, como todo el talento humano de la empresa, debe tomar decisiones fundamentadas en análisis integrales que cuenten previamente con la valoración objetiva de todos los rigores que nos han caracterizado: técnico, jurídico, financiero, social, ambiental y reputacional, y no ceñirse solo a la variable jurídica”.

Al reclamarle al gerente su participación como líder, le indican que “usted se ha mostrado como un líder contrario a todo lo que hemos expresado. EPM necesita retomar su rumbo y concentrarse en las tareas prioritarias que tanto se han indicado, como la continuación y puesta en operación del proyecto Hidroituango, la operación de CaribeMar, la situación financiera post pandemia y el continuar prestando nuestros servicios con calidad y cobertura, lo que no puede hacerse desconociendo el gobierno corporativo y menospreciando al talento humano”

Es así como en la carta, los directivos le señalan lo que se debe tener para guiar la empresa, enfatizando en que “liderar a EPM exige apartarse de intereses ajenos a los propósitos institucionales y a su objeto social; exige tomar total distancia de quienes utilizan nuestra empresa como instrumento de politiquería y polarización”

Así las cosas, el panorama para el gerente de Empresas Públicas no es el mejor, pues tiene en contra a los empleados del Sindicato y a los altos directivos, que son el sustento de su gestión.

Este es el texto de la carta:

Medellín, 31 de agosto de 2020

Doctor

ÁLVARO GUILLERMO RENDÓN LÓPEZ

Gerente General EPM Ciudad

Señor Gerente:

Luego de escuchar atentamente su “Mensaje para la gente EPM” y del profundo análisis de tantas publicaciones que se han hecho respecto al momento que vive nuestra empresa, un número cada vez más creciente y mayoritario de directivos, hoy poco más de 160, basado en el conocimiento y compromiso institucional, consideramos importante presentarle nuestra visión sobre el estilo de liderazgo gerencial que requiere EPM.

Es importante precisar, en primer lugar, que coincidimos con el Sindicato de Profesionales SINPRO en cuanto al resquebrajamiento del gobierno corporativo de la empresa y la imperiosa necesidad de retomar el rumbo de EPM, con todo lo que ello implique. Por lo tanto, es pertinente expresarle explícitamente las características que debe tener quien ostenta el privilegio y honor de conducir nuestra empresa.

El líder del Grupo EPM, como todo el talento humano de la empresa, debe tomar decisiones fundamentadas en análisis integrales que cuenten previamente con la valoración objetiva de todos los rigores que nos han caracterizado: técnico, jurídico, financiero, social, ambiental y reputacional, y no ceñirse solo a la variable jurídica.

Resulta comprensible que un gerente se rodee de un equipo directivo de primer nivel de su confianza, pero éste debe cumplir con todas las condiciones legales y de idoneidad requeridas para prestar sus servicios a una organización como la nuestra, entre ellas, integrarse a todos los equipos de la empresa, cuyo conocimiento, capacidad de análisis, de disentimiento y de rigor han permitido que EPM sea la más importante empresa de servicios públicos domiciliarios del país.

Liderar a EPM exige caminar de la mano de los objetivos organizacionales y de la planeación a largo plazo, orientados a generar bienestar a las comunidades en las que tiene presencia. Liderar a EPM exige apartarse de intereses ajenos a los propósitos institucionales y a su objeto social; exige tomar total distancia de quienes utilizan nuestra empresa como instrumento de politiquería y polarización; exige defender la gobernabilidad y la autonomía, incluso del propio alcalde de Medellín, por más que su dignidad lo lleve a presidir la Junta Directiva de la empresa.

Liderar a EPM exige defender con valentía el honor de la empresa y al talento humano, que ha participado en las discusiones más trascendentales para la toma de decisiones colegiadas en diferentes escenarios, incluida los de Junta Directiva y los Comités de Gerencia, por lo que el manto de duda que hoy se tiende sobre la empresa, es un ataque directo a todos los trabajadores, por lo que resulta lamentable e incomprensible la indiferencia mostrada por usted ante estos hechos. Un mero discurso no cambia las cosas.

Usted se ha mostrado como un líder contrario a todo lo que hemos expresado. EPM necesita retomar su rumbo y concentrarse en las tareas prioritarias que tanto se han indicado, como la continuación y puesta en operación del proyecto Hidroituango, la operación de CaribeMar, la situación financiera post pandemia y el continuar prestando nuestros servicios con calidad y cobertura, lo que no puede hacerse desconociendo el gobierno corporativo y menospreciando al talento humano.

Usted no ha mostrado, hasta ahora, la firmeza que se espera de un líder, de asumir la defensa de la empresa de quienes la atacan, no ha mirado hacia adentro y en lugar de ello ha contribuido a alimentar una polarización que solo produce daño a nuestra organización, a la ciudad, a la región y a todo el país.

EPM tiene que retomar todas las prácticas históricas que la han hecho grande y tiene que reedificar su gobierno corporativo, que no es otra cosa que actuar con transparencia, incluyendo la participación del talento humano.

Nosotros, como directivos, debemos ser inspiradores para nuestros equipos de colaboradores, debemos ayudar a mejorar el clima organizacional y a restaurar la armonía, necesarias para afrontar los retos que tenemos. A un equipo dividido, atacado y cuestionado le cuesta sacar adelante a la empresa. Nuestro único interés es ese precisamente, contribuir a la sostenibilidad de EPM para que siga siendo la fuente de bienestar y progreso que ha sido durante 65 años.

Atentamente,

Directivos de EPM

Con copias: Daniel Quintero Calle, Alcalde de Medellín Junta Directiva de EPM

Trabajadores de EPM Medios de comunicación

Comparte este contenido: