Ifm  Noticias

Inseguridad…ahora los ciudadanos tienen la culpa

Por: Víctor Hugo Galeano G.

Hay un cuento gracioso en donde dos amigos están conversando y uno de dice al otro, con preocupación, que había encontrado a su esposa siéndole infiel en el sofá de la casa. El amigo le pregunta: ¿Qué hiciste? A lo que con mucha indignación responde “vendí el sofá”.

Esta parece ser la propuesta de las autoridades de policía para controlar la inseguridad que se ha tomado las ciudades. En una zona comercial cercana a mi residencia siempre se había permitido el estacionamiento de vehículos a un costado de la vía debido a que no existen parqueaderos. Hace poco una serie de motorizados estaban tomando fotocomparendos a los carros estacionados. Al preguntar la razón el policía me responde que, como se había presentado robo de vehículos, ahora no se va a permitir parquear y que se va a multar a los conductores.

Me pregunto: ¿No sería más lógico y aceptable que las autoridades intensificaran su trabajo para capturar a los delincuentes y garantizar la seguridad en  lugar de comenzar a castigar a los ciudadanos con multas arbitrarias y sin previo aviso?

¿Es esta una muestra de la incapacidad de la policía para hacer bien su trabajo? Si no hay carros que robar, pues no hay robos y bajan las indices de delincuencia que orgullosamente muestran las autoridades. Ahora recuerdo la sugerencia de un alcalde de Bogotá que les indicaba a los ciudadanos que para que no robaran su teléfono móvil, pues que no lo usaran.

La realidad es que la inseguridad se tomó nuestras ciudades. Me parece muy bien el uso de la bicicleta como medio de transporte, pero es alarmante la cantidad de atracos  que sufren los ‘biciusuarios’. Cada día en Bogotá más de 20 bicicletas son hurtadas y personas han sido asesinadas por este hecho.

Todos los días en redes sociales se encuentran las historias de los robos que sufren los ciudadanos en los medios de transporte, como le ocurrió hace algunos días a una colega locutora de RCN radio.

A una persona allegada a mí, que debe madrugar por su trabajo, intentaron en dos días seguidos atracarla a mano armada. Ahora debe salir “escoltada” o solicitando un carro a su domicilio para evitar las peligrosas situaciones.

Me pregunto en dónde quedan las ciudades donde viven las autoridades que siempre salen hablando de la reducción de los hechos delictivos y para quienes son falsas las percepciones de la inseguridad por parte de los ciudadanos. Es lógico, desde una camioneta blindada y con escoltas me imagino que cualquiera se siente seguro.

Pero la realidad es otra la inseguridad se tomo todos las ciudades y esto no distingue estratos, cada día es peor y parece que las autoridades están seguras que los ciudadanos de bien son los culpables.

@lunado27

 

Comparte este contenido: