Ifm  Noticias

(ESPECIAL) “Oposición a Quebradona me utiliza para generar titulares mentirosos”: Alcalde de Jericó

El primer mandatario de Jericó, David Toro, explicó los convenios firmados con la minera de cobre Quebradona para financiar varios proyectos de impacto comunitario en el municipio. La minera también responde.

Por: Alexander Barajas Maldonado – IFMNOTICIAS

Entre las respetables dudas que tienen los jericoanos sobre el impacto futuro del proyecto minero de cobre Quebradona en su territorio, al parecer hay una certeza que inspira a los detractores y mortifica a sus defensores: hasta que la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) no defina la viabilidad de la mina, seguirá la campaña mediática contra la actual administración municipal y contra la minera AngloGold Ashanti Colombia.

Esa bien podría ser la conclusión principal luego de escuchar al alcalde David Toro y a las directivas de la empresa minera, con quienes dialogó IFM Noticias respecto a las más recientes acusaciones expresadas por los malquerientes del proyecto sobre supuestas irregularidades que involucran a esas dos instancias; denuncias que han sido recogidas por medios regionales, nacionales e internacionales (hasta la revista Rolling Stones le dio despliegue a la versión opositora).

Básicamente, las insinuadas irregularidades tienen que ver con recursos entregados por la minera al Municipio durante la segunda alcaldía de Toro (2012/2015) y en febrero de este año, apenas empezando su tercer mandato. En total, los dineros suman $1.910 millones y fueron oficializados mediante cuatro convenios. Los opositores a Quebradona se basan en estos movimientos para alegar coadministración de los privados en la gestión gubernamental e incluso hablan de financiación indebida de campañas políticas.

Puede interesar: Irregularidades en Alcaldía y Concejo de Jericó por influencia indebida de minera Anglogold Ashanti

Pese a la pretendida contundencia de tales señalamientos publicados por la prensa, ni en la Alcaldía de Jericó ni en las oficinas legales de AngloGold conocen de denuncias formales ante organismos de control. “Lo único que se sabe es de una investigación preliminar a los concejales del municipio, abierta el mes pasado por la Procuraduría, por unos computadores que yo gestioné con Quebradona para facilitarles su labor”, dice David Toro.
De los 11 concejales (9 de ellos son de la coalición oficial), ocho aceptaron los equipos y “tres pidieron que hiciéramos uso en otras dependencias de los que les correspondía a su curul, porque se entregan a la curul y no a la persona. Hace bien la Procuraduría en indagar, pero los concejales no tuvieron nada que ver con ese proceso, fue una gestión de la Alcaldía, en uso de nuestras atribuciones y con todos los soportes legales”.

“Injerencia y cogobierno”

Los computadores y el resto de millones ya mencionados aportados por la minera para iniciativas en educación, cultura, deporte y bienestar social durante las dos últimas administraciones de Toro, son tomados por los opositores al proyecto Quebradona como evidencia de injerencia y cogobierno de una empresa privada en el sector público.

Al ser consultado sobre esta visión, el alcalde fue enfático en señalar que tiene la capacidad de tomar sus propias decisiones administrativas, “trato de tener las mejores relaciones con muchas personas, políticos, entidades públicas y privadas, pero para todos es claro quién decide, controla y vigila el destino de esas ayudas que agradecemos, así como su adecuada ejecución. Todo tiene su debido soporte, las obras; los programas y la comunidad beneficiada están a la vista”.

En este punto Juan Camilo Quintero, gerente de Asuntos Corporativos e Innovación de AngloGold Ashanti Colombia, agregó que estos aportes voluntarios que hace la compañía se dan siguiendo sus principios de responsabilidad social y respondiendo a solicitudes de la administración, que a su vez busca atender de esta manera necesidades comunitarias, ya que los recursos propios del Municipio para inversión son pocos ($1,700 millones). “Siempre hemos estado dispuestos a ayudar, de manera transparente, pero jamás ha sido nuestra intención cogobernar Jericó; a quien diga eso por estos convenios habría que preguntarle si la pasada alcaldía, que fue abierta opositora al proyecto y no gestionó nada con nosotros porque no quiso ni propuso, ¿estaba entonces por lo mismo coadministrada por los enemigos de la mina?”.

Puede interesar: A propósito del proyecto Minera de Cobre Quebradona en Jericó

Al ser indagado por la presunta financiación de campañas políticas por parte de AngloGold, Quintero afirmó que “nunca hemos financiado una sola campaña en particular a nada, ni a Concejo, Alcaldía, Asamblea Departamental o Gobernación. A nadie. Ni en esta campaña de 2019 ni en las anteriores desde que estamos en Jericó hace 14 años”.

Añadió que si hubieran querido, lo habrían hecho cumpliendo todas las normas “porque no estamos inhabilitados para hacerlo. Reiteramos: no es cierto que financiáramos la campaña de actual alcalde. Lo habríamos podido hacer porque es legítimo, pero no lo hicimos. No dimos un peso para su campaña. Además, es bueno recordar algo que los opositores y muchos periodistas pasan por alto: ni el Alcalde ni el Concejo tienen que ver en los permisos para que la mina entre en operación, eso es competencia exclusiva de la Nación, lo que descarta algún interés malintencionado que intentan insinuar con estas ayudas”.

El alcalde Toro también negó haber recibido financiación de la minera para sus campañas. “Esa es una acusación que los contradictores políticos míos y los opositores a Quebradona sacan siempre que pierden, sin ningún tipo de prueba porque no la pueden tener, para tratar de explicar por qué los jericoanos, que según dicen ellos están en su mayoría contra el proyecto, no votaron masivamente por sus candidatos ni a la Alcaldía ni al Concejo. El principal opositor a la mina se postuló y no superó siquiera el umbral para ser concejal”.

Exalcalde Giraldo terció

IFM Noticias conoció la carta que el dos veces alcalde de Jericó, Carlos Giraldo (1990/1992 y 2008/2011), envió al diario bogotano La República, en respuesta a sus publicaciones contra el proyecto minero, en especial una del día 31 de agosto pasado que, acogiendo las opiniones de los críticos del proyecto, cuestionaba las adiciones presupuestales que legalizaron los ya referidos aportes de AngloGold.

“Gestionar y lograr recursos de la empresa privada pasa a ser un acto meritorio. No pocos municipios del país, sobre todo los pequeños, expiden su propia política municipal de gestión de recursos a través de la figura de responsabilidad social empresarial. Por tanto, que el alcalde de Jericó David A. Toro logre recursos de una empresa privada para atender programas previstos en el plan de desarrollo, es un acto meritorio. No es censurable como su artículo lo presenta”, dice uno de sus apartes.

Tras recordar que “nunca votó por Toro en ninguna de sus cuatro campañas por la alcaldía”, el exmandatario señaló que “presentan ustedes como un acto censurable, e insinúan que ilegal, el hecho de que al presupuesto municipal se incorporen los recursos provenientes de un convenio con una empresa privada. Por el contrario, la forma más transparente de ejecución de recursos gestionados con el sector privado y con destinación a necesidades públicas, es incorporarlos al presupuesto municipal. Con ello, quedan sometidos al rigor de la contratación pública: proceso contractual regido por la ley, vigilancia de la Contraloría, la Procuraduría, Planeación Nacional y hasta la Contaduría General de la Nación”.

Puede interesar: Procuraduría abrió indagación preliminar a ocho concejales de Jericó por recibir regalos

Sobre las supuestas irregularidades en el trámite de dichas adiciones, contextualizó diciendo que “todos los presupuestos municipales contemplan, la cláusula de incorporación de recursos del giro cotidiano presupuestal. Esa es una actividad de ocurrencia diaria en un municipio. Rayaría con el absurdo administrativo que para cada adición o incorporación presupuestal tuviese que reunirse el Concejo municipal. Es un principio básico conocido por cualquier persona que haya trabajado en un municipio. No es entonces anómalo que un alcalde, como lo hizo David A. Toro, incorpore al presupuesto los recursos provenientes de la gestión ante el sector privado”.

 

Comparte este contenido: