Ifm  Noticias

(ESPECIAL) Medellín en Alerta Roja por COVID pero alcaldía entrega controvertido informe de normalidad

Mientras que los directores de los hospitales y clínicas en el Valle de Aburrá reunidos el día anterior, manifiestan la urgencia de tomar medidas ante el eminente desborde de la capacidad hospitalaria, principalmente en la ciudad de Medellín, por cuenta un repunte en los casos de covid-19, que ya llega a la Alerta Roja; desde la alcaldía y su secretaría de salud, se dan otras cifras y se dice que ya pasó el pico y que la situación de pandemia está estabilizada.

Un controvertido informe de la Alcaldía de Daniel Quintero, informa que “Medellín ha presentado un comportamiento estable en el manejo de la pandemia” y desvirtúa las altas cifras de contagio que, inclusive, doblaron a las de Bogotá durante parte de la semana anterior y todo el fin de semana, afirmando que “son casos confirmados en fechas anteriores a las dos semanas previas”, como si la temporalidad hiciera desaparecer los casos que tiene las UCIs ocupadas. Si bien es cierto que existió un represamiento en los laboratorios que deben entregar resultados de las pruebas, el INS informó que este efecto, se da precisamente, porque hay mayor cantidad de contagios en todo el país.

Precisamente, la crítica de los gerentes de los hospitales en su reunión del miércoles en Medellín es que por mucho que se diga que son cifras de contagios represados, la realidad es que la capacidad hospitalaria corresponde a una alerta roja no declarada y expusieron el estado de ocupación de sus UCIs, revelando que la clínica de UPB tiene ya el 75% de ocupación, mientras que la Clínica del Rosario del Tesoro ya llegó al 100%.

La clínica del Rosario del centro alcanzó el 75% de su ocupación, mientras que la Clínica Cardiovid va en el 95% y preocupa porque en dos días podrá quedarse sin capacidad. Lo mismo pasa en la Clínica de El Prado que ya llegó al 85%, mientras que la Clínica Las Vegas no tiene camas y copó el 100% de la ocupación.

La situación en el Hospital General de Medellín no es diferente y ya llegó al 95%, al igual que  la Clínica del CES que también tiene el 95% de su capacidad de atención de Covid. Por su parte, la Clínica del Norte llegó al 80%  mientras que la Clínica Soma no puede recibir mas paciente porque alcanzó el 100%  y el Hospital San Juan de Dios en el municipio de La Ceja ahora tiene que desviar a sus pacientes a Medellín porque también copó el 100%, con el problema que la capital antioqueña ya pronto se quedará sin camas UCI.

La cifras que ofrecen los gerentes de los hospitales son respaldadas por los reportes que diariamente entregan el Ministerio de Salud y de la Seccional de Salud de Antioquia, cuyas cifras son totalmente diferentes a las que ofrece el municipio. El gerente del Covid para el departamento de Antioquia, doctor Leopoldo Giraldo, expresó en diálogo con IFMNOTICIAS, que sí existe una diferencia de cifras entre el departamento y la ciudad, al tiempo que advirtió que no es su intención ni propósito entrar en polémicas por este tema y señaló que sólo puede referirse a Antioquia.

En ese sentido, Giraldo fue claro en señalar que es verdad que ya hay instituciones que coparon la capacidad para atender pacientes en UCIs y que en la actualidad hay un incremento preocupante de casos de contagios y de fallecidos, independiente del represamiento de las pruebas, que también es cierto.

Desde diferentes sectores médicos y políticos, a la Alcaldía de Medellín se le acusa, de estar maquillando las cifras y ofreciendo una distorsión de la realidad con las cifras Covid, advirtiendo que lo que se busca, es que la imagen del alcalde no se vea empañada por lo que consideran una “pésima gestión” con respecto al control de la contingencia de la pandemia.

Y es que la Alcaldía, dice que “en cuanto a la ocupación, Medellín tiene 1.000 camas UCI instaladas, de las cuales 780 están activas y reportadas en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS)”, insistiendo en una cifra de camas que la misma Gobernación de Antioquia a través de sus Seccional de Salud y el propio Ministerio de Salud, desmintieron, cuando informaron que ni siquiera el departamento, sumando a Medellín, alcanza las 950 camas UCI para Covid, lo que hace imposible que desde la alcaldía de hable de mil camas; excepto que sume las no covid y esto daría razón a los críticos con respecto al maquillaje de cifras.

La alcaldía insiste no solo en esa cifra de las mil camas, sino que además anunció que “De activarse las 220 camas pendientes, la ocupación llegaría a 66 %, todavía en alerta amarilla”, cuando la realidad refleja otra situación. La alcaldía dice que “con las camas activas, se tiene una ocupación del 84,7 % equivalente a 661 camas, de las cuales el 36 % tienen patología COVID confirmada, el 10 % presentan Infecciones Respiratorias Agudas y el 54 % restante corresponden a pacientes con otras enfermedades.

Este informe controvertido por los mismos gerentes de los hospitales, se refleja en el sentir popular y las redes sociales, en las que con mas frecuencia se muestra el estado de salud de los ciudadanos que están en estados críticos y que hacen llamados para que se recuerde que el coronavirus está ahí afuera y con mayor fuerza. Inclusive, ya es costumbre ver las esquelas y los lamentos de personas que a diario mueren por causa del Covid, mientras que la alcaldía, también se refiere a la mortalidad con cifras que nadie entiende.

Al respecto dice la Alcaldía que “la estabilidad de la curva también se refleja en la letalidad, que se encuentra en 1,93 y en la mortalidad, que está en 58,3 personas por 100 mil habitantes, lo que muestra que no se presentan incrementos significativos.

Por eso sonaron extrañas las palabras de la secretaria de Salud de Medellín, Andree Uribe Montoya quien se refirió al reporte general de la pandemia, haciendo énfasis en las proyecciones y la importancia de acatar las medidas de bioseguridad para la protección de las personas mayores, al decir que “La ciudad de Medellín sigue con unas cifras estables, la ocupación continúa de la misma manera y es importante recalcar que aproximadamente el 30 % de la ocupación total está por diagnóstico de Coronavirus, que no permite que levantemos las medidas y lo que nos invita es a seguir lavándonos las manos, usando el tapabocas y llevando a cabo el distanciamiento, sobre todo con los adultos mayores”, señaló.

Para los gerentes de hospitales y clínicas de Medellín, no son claras de donde salen las cifras y más cuando se atreven a revelar datos de otros municipios que difieren con las entregadas oficialmente por el Ministerio de Salud y la Seccional de Salud de Antioquia. Para la alcaldía, en el Valle de Aburrá solo hay 236 pacientes con Covid en UCIs y hablan que de ellos 64 son de otros municipios: 17 pacientes de Bello, 9 de Envigado, 7 de Itagüí, 5 de Sabaneta y los demás de Caldas, La Estrella, Puerto Berrío, Girardota, entre otros.

Pero los gerentes no están de acuerdo con estas cifras, pues ellos son quienes tienen los pacientes en sus hospitales y ven como la situación está al borde de salirse de control.

El gerente del Covid, Leopoldo Giraldo, alertó sobre las cifras de crecimiento de casos que llaman la atención, tanto en contagios como en fallecimientos. El funcionario recordó que el promedio que se traía era de entre 1.100 y 1.200 casos y en los últimos siete días se ha disparado a un promedios de entre 1.800 y 1.900 casos; igualmente el de muertes pasó de 21 fallecimientos en promedio a 27 en los últimos 7 días y explica, que estas cifras son motivo de preocupación real.

Este gráfico muestra el comportamiento de ocupación de UCIs en el Departamento y los municipios más destacados. Ver que MEDELLÍN, ya figura en ALERTA ROJA en el extremo inferior derecho

Giraldo explicó que esto es motivo para que la población esté preocupada y extreme las medidas de bioseguridad, porque, asegura que hay una tendencia peligrosa que puede afectar no solo la capacidad hospitalaria, sino que recuerda que estamos hablando de vidas humanas. Es así, explica que en realidad no hay una estabilidad en el proceso actual de la pandemia y explica que de las 1.166 camas totales que hay en el departamento entre Covid y no Covid, hay 971 ocupadas y quedan libres 195. Recodó que el número de camas Covid en el departamento es de 926 y alertó que la mayoría en efecto están ocupadas, pero no por pacientes Covid.

Esto alerta aun mas, pues explica que una de las causas del incremento de la ocupación de camas, se debe a que con la reapertura y la nueva normalización, muchas de las cirugías que estaban represadas, pasaron a tratar de ponerse al día, así pues, de las 926 camas UCIs para Covid, 514 vienen siendo ocupadas por pacientes No Covid, y solo 324 con pacientes Covid. Esto explica que se esté llegando a la alerta roja por ocupación en momentos que se incrementaron los casos Covid. De todos modos, indica todavía hay capacidad de 195 camas en el departamento.

No obstante en la ciudad, el impacto es diferente, dicen los gerentes, quienes aceptan que el desatraso de cirugías y tratamiento ocupan en gran parte las camas, por lo que ven que el rebrote que se está produciendo en la ciudad es más preocupante y no ven que se estén tomando medidas para contener la situación. En Medellín existen realmente, 731 camas UCI para Covid de las cuales quedan disponibles 133.

El gerente del Covid, Leopoldo Giraldo, llama la atención a un importante fenómeno que se produce en el impacto de las camas UCI y se trata de que una UCI Covid no solo es la cama sino los especialistas que con ella se deben emplear de acuerdo a la particularidad de los casos; es decir, si el contagiado además necesita de un especialista, no todas las clínicas ni hospitales sirven aunque tenga camas UCI para Covid disponibles, lo que aumenta el nivel de complejidad de la administración del sistema, porque entonces, se debe buscar el lugar que tenga los especialistas adecuados que acompañen esa UCI.

En ese sentido, da explicación a la pregunta de por qué algunas clínicas y hospitales ya coparon su capacidad, indicando que al tener mayor cantidad de especialistas que acompañen las UCI, pues terminan siendo las primeras que llenan sus camas disponibles.

Las gráficas anexas, muestran el comportamiento acumulado de la ocupación UCI, y demuestra que Medellín está en ALERTA ROJA, aunque la administración municipal no lo considera así y dice que con la entrada de las 220 nuevas camas se permanece en Alerta Amarilla, pero no da fecha de cuando serán instaladas y puestas en servicio; así que es incomprensible persistir en decir que todo está bien, cuando cifras de contagios, ocupación de camas y el aumento de casos, dicen lo contrario.

Según las cifras de la Seccional de Salud, el día de ayer miércoles, se registraron 1.083 casos nuevos en el departamento. De ellos en Medellín hay (667), Bello (77), Envigado (74), Itagüí (58), Sabaneta (45), Rionegro (31), Caldas (26), Copacabana (15), La Estrella (12), Yondó (8), Girardota (6) y los demás en rel resto del departamento.

Dice el informe que a la fecha Antioquia tiene un porcentaje de ocupación de camas UCI de 83,28% y se da cuenta que Medellín ya está en la Alerta Roja por ocupación. Por su parte el reporte del Ministerio de Salud, informa que, a la fecha, hay 2.551 casos activos en el departamento y la cifra de personas recuperadas es de 130.890. De los activos, en Medellín hay 1.410 casos y los 1.141 restantes están distribuidos así en los siguientes municipios: Bello (206), Envigado (195), Itagüí (133), Sabaneta (96), Rionegro (80), Caldas (66), Copacabana (43), La Estrella (40), Girardota (36) y los demás en el resto del departamento.

Mientras que los gerentes de hospitales piden que se tomen medidas para evitar que colapse el sistema hospitalario, la alcaldía solo recomienda que se mantenga el uso del tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento físico, así como recomienda que las visitas a los adultos mayores deben hacerse con sumo cuidado y con maneras de compartir sin poner en riesgo su salud.

Para la alcaldía es suficiente con resaltar la importancia de reforzar los protocolos de bioseguridad en las casas y lugares en los que permanecen o transitan personas pertenecientes a esta población para minimizar los riesgos de transmisión del virus.

Asimismo, evitar las reuniones familiares y disminuir las visitas a los hogares geriátricos son acciones vitales para prevenir la propagación del virus entre personas de avanzada edad.

Por el momento, la alcaldía no tiene en mente adoptar medidas de prevención en una ciudad que está en una eminente alerta, pese a que los gerentes de clínicas y hospitales están reclamando acciones reales y esperan que el anuncio de las supuestas 222 nuevas camas se convierta en realidad antes de que comience la próxima semana, pues ven que al ritmo que están recibiendo pacientes, la capacidad será colmada muy pronto.

Uno de los médicos consultados por IFMNOTICIAS, expresó que cada vez son mas las personas que llegan a urgencias y muchos de ellos, que deberían estar hospitalizados, terminan en sus casas por estar en el límite de los síntomas. Es así, como dicen, tratan de evitar que se colapse el sistema de salud al punto de tener que llegar al extremo en las valoraciones y tomar difíciles situaciones. Muchos de los pacientes con Covid están en sus casas sobrellevando la enfermedad y acudiendo a los hospitales a través de los servicios de urgencias, cuando se complican.

Así las cosas, en ALERTA ROJA están: Medellín, Itagüí, Rionegro, La Ceja. Muy cerca aun en naranja está Envigado; mientras Sabaneta y Bello también en naranja, todavía tienen capacidad relativa.

Finalmente desde la Gerencia de Covid del Departamento, Leopoldo Giraldo es claro en informar que no se descarta que se tomen medidas extremas como la Cuarentena en diferentes lugares para enfrentar la crisis actual, pero indica que esto de nada sirve si los ciudadanos no tomas conciencia de que para no tener que llegar a ello, es importante que se sigan las recomendaciones de tapabocas, higiene, lavado de manos, extremar y exigir el cumplimiento de los protocolos en comercios y empresas. En ese sentido, recuerda que se espera que las cifras continúen creciendo, dadas las aglomeraciones que se vivieron el pasado fin de semana puente en el que se evidenció que los turistas y ciudadanos, acudieron a lugares públicos donde flexibilizaron las medidas por lo que se espera que impacte en dos semanas nuevamente las cifras.

Comportamiento de los contagios según reporte de MinSalud. Medellín con menos de la mitad de la población de Bogotá, está muy cerca y en dos oportunidades lo supera.

 

Comparte este contenido: