Ifm  Noticias

EPM está siendo manejada como una tienda de barrio en un cartón de cigarrillos

Por: Andrés Úsuga

Será que por fin en Medellín van empezando a entender que están en manos de KIM YON PAINT?

Todo por debajo, todo en la oscuridad, todo a espaldas de los ciudadanos y hasta de sus propios miembros de equipo o es que a la gente se le olvida que de los 8 miembros de junta que le renunciaron ratificó 5 y el mismo nombró 3?

Se acordarán de mí y anoten esta fecha: ¡VAN A ACABAR LA EMPRESA!.

Y para hacerlo necesitan personajes que no les duela ni sientan arraigo por la misma, o quien me puede explicar que para Vicepresidente JURÍDICO de EPM hayan traído un abogado de Bogotá? En serio no les sirve ningún Abogado de la Universidad de Antioquia? ni de la Universidad Pontificia Bolivariana? ni de la Universidad de Medellín? ni de la Universidad Autónoma Latinoamericana? Ni de Eafit? mejor dicho de ninguna Universidad de Medellín (que son mas de 20) o el área metropolitana?

¿Ese es el concepto del Alcalde de los juristas de la tierra que lo vió nacer? ¿no hay nadie con el perfil para ocupar ese cargo? ¿qué les falta? ¿Cuál  es la especialidad que tiene el Abogado que trajeron que no hay nadie de allá que la tenga?

Y no es regionalismo ramplón, pero en serio un señor con mes y medio en la empresa (y en la ciudad) ¿elaboró una solicitud de conciliación de más de 300 páginas por 9 billones?.  Y ojo que no defiendo el posible conflicto de intereses de alguno de los que renunciaron a la junta ayer, pero ¿acaso se enteró el Alcalde de esa condición solo ayer? ¿para que los ratificó entonces?

Definitivamente están manejando el patrimonio más importante de los Antioqueños, llevada a ese nivel por personajes como Diego Calle Restrepo (QEPD) y otros grandes, como una tienda de barrio en un cartón de cigarrillos.

Como me duele mi ciudad, mi Departamento y apenas llevan 8 meses……¿será que por fín nos van a creer que iba a hacerles mandados a ciertos personajes desde Bogotá? Pero no me crea , busque y lea. PINTURITA ES UN CABALLO DE TROYA.

Comparte este contenido: