Ifm  Noticias

(EN VIDEO) Aglomeraciones en los centros de Atención de EPM en el Valle de Aburrá por cobros no autorizados

Los usuarios de los servicios públicos de EPM, están cansados de la falta de atención oportuna en los centros de atención que tiene la empresa en diferentes lugares del área metropolitana.

Se quejan de las aglomeraciones que se están concentrando en las instalaciones, por la falta de diligencia de los empleados y la mala aplicación de los protocolos de bioseguridad. “La lentitud es tal, que las filas pueden tardar horas”, dice uno de los usuarios que se encuentra esperando a ser atendido en la sede de Itagüí.

Las filas alcanzan a cubrir cuadras enteras mientras que la mayoría de los reclamos están dados por el cobro “extraño” que adicionalmente les ha llegado en las cuentas de la energía, como si todos fueran deudores, en un aparente error que no ha sido aclarado por EPM.

La situación se repite en la sede Itagüí, del centro, Bello, Sabaneta, Envigado y otras de las que llegan los reportes de los usuarios con las denuncias a la redacción de IFMNOTICIAS.

La falta de funcionarios al interior, contrasta con los desórdenes que y amotinamiento que se termina registrando en el exterior, por la cantidad de personas que tardan hasta 4 y 5 horas para poder ingresar, presentándose desórdenes sin que nadie los pueda controlar. En el mismo sentido, algunos de los usuarios han exigido la presencia de policía o de funcionarios que ayuden a controlar las filas mientras se escuchan los reclamos de usuarios conscientes de la importancia de mantener la distancia social, permanentemente rota por quienes llegan al desespero por la larga espera.

La mayoría de las causas de que tantas personas estén acudiendo a los Centros de Atención al Cliente de EPM, tienen que ver con los reclamos por cobros no autorizados por financiaciones de cuentas de servicios y de las tarjetas Somos, en las que se presentan cobros adicionales o en las que se están cobrando meses adicionales o no aparecen en los saldos los ya cobrados.

Es así como a la señora Leidy Vásquez, usuaria en Itagüí, pese a que lo único que financió fue el servicio de Gas, le está apareciendo a un año, todo el paquete se servicios, lo que hace que al valor que le llega normalmente, le estén cobrando el costo de la financiación completa, que le incrementa en $375.500 su factura. Se queja que el cobro no ha sido autorizado para la financiación de los demás servicios y la solicitud que hizo fue solo por el gas y EPM no respetó su voluntad.

En otro de los casos, está la señora Maria Eugenia Vera, también usuaria de Itagüí, quien hace un año, compró con su tarjeta SOMOS de EPM, dos televisores. Ella pagó normalmente los meses previos a la pandemia y sus cobros fueron suspendidos, en una medida, que en principio, agradeció; pero ahora resulta que le están cobrando nuevamente los meses que ya pagó y sus pagos ya hechos, no aparecen. Pero como si fuera poco, a su cuenta de servicios con solicitud de financiación por 6 meses del servicio de acueducto, ahora le llega una financiación no autorizada de todos sus servicios a 63 años, incrementando el cobro en su factura.

Como estos dos casos, se multiplican los reclamos por cobros no autorizados, financiaciones no solicitadas y otros casos, a lo largo de las extensas filas que obligaron a que en la mañana de este miércoles, en Itagüí, se hiciera presente la personería y exigiera a los funcionarios de EPM, establecer un mecanismo que permita poner orden.

En las afueras de los Centros de Atención a lo largo del Valle de Aburrá, hay personas haciendo filas desde las 4 de la mañana y todavía se encuentran en ellas. Las imágenes publicadas en esta nota corresponden a las 10:00 de la mañana, y solo se ha logrado que se entreguen de manera improvisada, algunos fichos para unas 100 personas de la fila en Itagüí, mientras en las demás sedes, se desconoce el tipo de medidas tomas.

Comparte este contenido: