Ifm  Noticias

En Bogotá se incrementaron los robos y la delincuencia en zonas donde quemaron los CAIs

Un notable incremento en las denuncia y quejas de los ciudadanos que dan cuenta de los persistentes robos a residencias y locales comerciales, asaltos y atracos a transeuntes; se han reportado en los barrios de influencia de los Centros de Atención Inmediata que han quedado fuera de servicio, luego de ser incendiados por los manifestantes en los disturbios de la semana anterior.

Según lo dio a conocer el comando de la Policía Metropolitana de Bogotá, los ciudadanos se están quejando porque no tienen como establecer contacto con las autoridades de policía para que atienda sus casos y den captura a los delincuentes, porque los cables de teléfonos que los comunicaba con los centros de policía de sus barrios, no han podido ser reparados, inclusive en aquellos CAIs que han logrado ser pintados y reparados por la comunidad.

La mayoría de los casos reportados, están georreferenciados, al rededor de los CAIs incinerados, en donde no hay presencia policial por carecer del espacio de coordinación de las acciones para proteger a los vecinos. No obstante, la policía nacional ha incrementado el patrullaje por las calles de esas localidades ahora afectadas por la inoperancia de estos centros, pero persiste la dificultad de comunicación directa con el centro más cercano.

Por el momento, y según se indicó, los ciudadanos están haciendo uso del centro de emergencias distrital, 123, desde donde se trata de coordinar las acciones tras las llamadas y denuncias, con el inconveniente de que como no hay forma de transferir las emergencias a los CAI, se trata de buscar las unidades móviles para la reacción, algo que toma más tiempo.

Durante los últimos días, se han visto colectivos de vecinos que hacen todo lo posible por recuperar los Centros de Atención Inmediata, siendo ellos mismos los que lo están pintando y dotando, pero el tema de la reconexión de los servicios de energía y teléfono, solo es posible hacerlo a través de la ETB y de la Empresa de Energía de Bogotá, que si bien han dado prioridad, no es tan rápido como se piensa, pues muchos de los CAIs, tendrán que ser demolidos para volverlos a levantar y para ello se necesita una importante partida presupuestal que la alcaldía de Claudia López, no ha destinado.

Mientras esto ocurre, para este martes 15, estaban convocadas por parte de los grupos de movilización ciudadana coordinadores de las protestas, por lo menos 16 concentraciones, curiosamente, 13 de ellas, al rededor de los CAI que todavía siguen en pie y algunos que ya fueron recuperados por la comunidad durante el fin de semana, corriendo el riesgo de ser nuevamente atacados.

Las concentraciones están motivadas por la realización de las exequias de Javier Ordoñez, el abogado recién graduado, muerto en Bogotá tras ser intervenido por dos policías que le propinaron descargas eléctricas y cuyo fallecimiento, ha sido aprovechado por las organizaciones de protesta, para sembrar el caos en la capital.

Es así como las concentraciones como en la mañana ya se había realizado una concentración en la sede de la funeraria donde es velado el cuerpo y las demás que pueden complicar el panorama de orden público, están citadas a partir de las 4:00 de la tarde en los CAI de Venecia,  Teusaquillo, Santa Librada,  Santa Isabel, CAI San Diego, CAI Restrepo, Fontanar, Villa Luz, Diana Turbay, Ciudadela Colsubsidio,  7 de agosto, Bellavista, el CAI de Techo y Bosa la Libertad. Las autoridades de policía en la capital, no descartan acciones vandálicas en el desarrollo de estas concentraciones así como incitaciones al fuerza pública.

Entre tanto en Medellín, se preve para la tarde de este martes, movilizaciones ciudadanas de rechazo a la violencia en el Barrio Boston, en donde la comunidad ha convocado a la policía para que los acompañe en un acto de apoyo a la fuerza pública. Mientras esto ocurre, el Personero de la Medellín,William Yeffer Vivas, denunció que los defensores de Derechos Humanos y los mismos funcionarios de la personería en la ciudad, han sido víctimas de agresiones por parte de los manifestantes  quienes han actuado de manera violenta contra ellos en medio de las marchas que se han desarrollado, la última el día de ayer lunes en las que un grupo derribó una estatua conmemorativa a los soldados muertos en defensa de los colombianos en inmediaciones del museo de la memoria.

 

Comparte este contenido: