Ifm  Noticias

En Antioquia ya piensan en elecciones para un nuevo Gobernador

No se define todavía el tema jurídico que tiene al Gobernador Aníbal Gaviria Correa en prisión domiciliaria, cuando ya se comienzan a definir los partidores para una posible elección popular para remplazarlo.

La sociedad antioqueña parece cansada de la interinidad que se viene dando en el departamento y que viene generando choque de trenes al interior del la administración departamental. Esta molestia, ha llegado a los municipios, muchos en donde los líderes políticos locales comienzan a hacer sus propias propuestas para que salga adelante una candidatura para apoyarlos desde sus partidos.

Gran parte de estos movimientos, se están dando la insatisfacción de alcaldes que ven que la interinidad, no les permite avanzar en temas fundamentales para sus localidades. Ven que no hay acciones decididas por parte de la Gobernación y acusan al gobernador encargado Luis Fernando Suárez, de ser muy tibio en la toma de decisiones. Si bien entienden que la cautela de Suárez esta dada porque él está en encargo y sus acciones son miradas con el ojo de la transitoriedad, sí están molestos porque no se les cumple los compromisos pactados durante la campaña, cuando se realizaron las alianzas con Aníbal Gaviria.

Es mas, ha trascendido, que el flujo de reuniones de mandatarios y líderes regionales en casa de Gaviria Correa, obedece a la necesidad de acudir al mandatario en propiedad para que les agilice lo que estaba en marcha y que de alguna manera también se suspendió cuando Gaviria Correa fue cesado en la titularidad mientras avanza su proceso. Por eso ya se escuchan voces que piden, todavía tímidamente, que lo mas acertado sería que Aníbal Gaviria, renuncie. Explican que sería una salida sensata que le convendría a tanto al gobernador para que se pueda defender tranquilamente sin sacrificar su capital político y a la vez le convendría al departamento que podría retomar a plenitud su institucionalidad, dando paso a un gobernador en propiedad que pueda ejercer sin estar limitado y sin entrar en choques entre el interino y el suspendido.

Hay claridad en algunos de los mandatarios afectos a la corriente política que domina en la Gobernación de Antioquia, que Luis Fernando Suárez, lo está haciendo bien en medio del “chicharrón” que le tocó asumir y teniendo en cuenta que carece de la gobernabilidad suficiente, pues no es a él a quien apoyaron en la campaña sino a Gaviria, por lo que no existen lealtades con su proyecto y que el capital político que tiene es heredado mientras tiene su cargo. Por eso otros mandatarios de la misma corriente, no están de acuerdo que quien gobierne sea alguien al que no apoyaron.

Así las cosas, y dividida la opinión al interior de las fuerzas afectas al proyecto Unidos, se manifiestan los que fueron opositores o pertenecientes a movimientos que nada tienen que ver con Gaviria. Estos sectores son además mucho más críticos y tajantes, al decir que el que Aníbal Gaviria se aferre al poder aun preso, es un acto de irresponsablidad con el departamento y su desarrollo. Dicen que Gaviria no quiere abandonar el cargo para mantener los privilegios que, en calidad de Gobernador, le confiere su fuero y por lo mismo, que su caso sea llevado por la Corte y no por la Fiscalía.

Con este panorama, despega un primer partidor de candidatos que son propuestos en las regiones y a través del uso de redes sociales por parte de medio de comunicación locales y personas interesados en preguntar a los habitantes sobre a quién apoyarían si las elecciones a la Gobernación fueran “mañana”; en una especie de encuesta sin ficha técnica ni el peso real de las encuestadoras oficiales, pero que ya manifiestan de entrada, que hay intención de plantear, abiertamente, la necesidad de solucionar la crisis institucional que por cuenta de la interinidad, se ha generado en el departamento.

Por supuesto, en el partidor aparecen los dos candidatos más opcionados que quedaron en el imaginario de la pasada comapaña, Andrés Guerra, hoy diputado a la Asamblea de Antioquia por la ley que le asignó la curul al ser la segunda votación más alta; y Mauricio Tobón, exgerente del Idea, hoy dedicado a las asesorías y a emprendimientos familiares. En el partidor, hay quienes consideran que en este nuevo escenario político para Antioquia, debería considerarse al excandidato a la alcaldía de Medellín y actual Concejal por el Centro Democrático Alfredo Ramos y hasta hablan de Gabriel Jaime Rico, de quien dicen, tendría el apoyo del actual alcalde de Medellín. Todos han sido cautos al referirse al tema públicamente y todos se han solidarizado en su momento, con la difícil situación que vive Aníbal Gaviria y, al menos abiertamente, no se han pronunciado al respecto, pero sí dan pistas de querer hacerlo. Igualmente los seguidores y allegados, les reclaman liderazgo en estos momentos y cada vez, son mas fuertes esas voces y sumando quienes lo expresan a lo largo y ancho del departamento.

 

 

 

Comparte este contenido: