Ifm  Noticias

El país se polariza entre los que celebran y los indignados por decisión de la Corte

POLÍTICA

El país se polariza aun mas luego de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de decretar medida de prisión domiciliaria contra el expresidente y senador Alvaro Uribe Vélez y qué él mismo dio a conocer a través de su cuenta.

De un lado el grupo de izquierda opositora impulsada por el senador Iván Cepeda, principal orquestador de esta decisión, quien formuló las denuncias por fraude procesal que en algún momento, le fueron imputadas a él, pero que, tras ser absuelto por la misma Corte, logró darle la vuelta al proceso y hacer que las acusaciones le fueran imputadas a Álvaro Uribe Vélez.

En ese mismo lado de quienes celebran están las Farc, hoy en el congreso y conformado como grupo político gracias al proceso de paz. Mientras ellos disfrutan de la libertad y debaten en el congreso, el expresidente será privado de su libertad, luego de haber combatido por años a esa guerrilla, a la que minimizó en su accionar.

Gustavo Petro y todo su grupo de la Colombia Humana y sus seguidores, entre ellos la mano derecha del líder izquierdista, Gustavo Bolívar. Celebran porque ya lo han manifestado abiertamente en todos los escenarios posibles, de llevar a Uribe a la cárcel. Petro ha manifestado que “Colombia debe respetar la justicia”.

En medio del país dividido, hay otro medio país indignado y que ya veía venir esta situación. Desde hace ya una semana, se venían pronunciando por lo que estaba prácticamente cocinado en la Corte. Artículos, trinos en Twitter y debates en radio y televisión, se completaron con un fuerte comunicado que el Partido Centro Democrático, publicó en los principales medios de comunicación el pasado fin de semana.

Los indignados pertenecientes a la corriente de centro-derecha y derecha, no necesariamente del Centro Democrático, pero si de pensamiento Uribista, que admiran y siguen los ideales patriotas del expresidente; han catalogado desde hace días, que esta decisión, sería dada por una Corte Suprema, protagonista desde hace años, de una confrontación con el exmandatario, generando una persecución sistemática contra él y todos sus cercanos.

Entre los indignados están los miembros de su bancada, el propio presidente de la República Iván Duque, quien ha salido al paso en varias oportunidades diciendo que no le pongan en terrenos hipotéticos, porque está convencido de la inocencia del hoy senador Uribe.

El país político comenzó a pronunciarse y entre estas voces, hay quienes temen que se genere otra ola de violencia, de quienes ven que con la detención del único contenedor de las corrientes socialistas y comunistas en el país, toca salir a defenderse.

 

Comparte este contenido: