Ifm  Noticias

El Colmo: Restauranteros paisas se quejan, que por más de tres meses, alcalde Daniel Quinterlo les mintió

Ahora que el alcalde Daniel Quintero, lanzo en su cuenta de Twitter, un aparente mensaje esperanzador para la reactivación de los diferentes sectores económicos de la ciudad; afloran algunas de las quejas y acusaciones que, en este caso, tienen los representates de los restaurantes y bares en Medellín.

Como es conocido, este es uno de los sectores más golpeados que se tiene en Medellín y que refleja para este mes de agosto, más de 244.000 puestos de trabajo perdidos durante todo el tiempo de pandemia, solo en este sector y en la ciudad, con cifras que fueron divulgadas por Fenalco Antioquia.

La Corporación Zona Rosa de Medellín, había contabilizado a comienzos de este mes de agosto, que 220 locales del sector, habían cerrado al menos en un balance oficial, sin contar los que se han cerrado que no han sido informados en los barrios zonas periféricas pertenecientes a la ciudad, por lo que la cifra, seguramente es mayor.

Justo cuando Daniel Quintero dice que “ha sido suficiente. Ha llegado la hora de reabrir la economía, se conoce desde el gremio de los restaurantes, cómo el alcalde Quintero le mintió al sector Gastronomico durante 2 meses. Y es que al parecer y según la información que tienen los gremios proveniente del Ministerio del Interior, desde que se creó a mediados de junio la mesa de trabajo de protocolos para la reapertura de restaurantes, estos, que le fueron entregados al alcalde, nunca fueron radicados ante la entidad para buscar su aprobación.

Sostienen que realizaron más de 15 reuniones con Alejandro Arias, secretario de Desarrollo Económico, a quien el alcalde también le habría mentido, según cuentan en la denuncia. Explican que el alcalde jamás radicó los protocolos, mientras le decía a los gremios o les mandaba decir, que los mismos, habían sido rechazados.

Cuentan los líderes de los restaurantes en la mesa de trabajo de la gastronomía de la ciudad, que esto se supo porque un alto funcionario del Ministerio, les respondió que no tenían registrados protocolos del sector paisa, como en cambio sí los tenían los de Cali. Se quejan los restauranteros, que bajo la premisa de haberle creído al mandatario local, muchos, ya al borde de la ruina, decidieron dar un compás de espera e invirtieron sus últimos ahorros en los últimos dos meses, para tener los locales en condiciones a la llamada “nueva normalidad” pensados en los protocolos que nunca fueron radicados. Culpan al alcalde de haberles mentido y haber jugado con ellos, haciéndoles gastar millones en inversión basados en una mentira, para acondicionar con elementos de bioseguridad y así poder reabrir.

La noticia de la mentira quedó al descubierto el pasado jueves 20 a las 10:30 de la noche y de inmediato, se comunicaron con el secretario de desarrollo. Cuentan los líderes restauranteros asociados en los gremios, que “una hora más tarde y de manera reactiva e improvisada, el alcalde le envió a las 11:50 de la noche, desde el correo personal del alcalde, la solicitud al ministerio.

Considera el sector gastronómico, que incluye a empresarios, colaboradores, cocineros, meseros, bartenders y demás personas de bien que trabajan en el sector, que “al igual que otros empresarios y empleados, como el caso de EPM, Ruta N y la pelea con el GEA grupo económico y pilar de la prosperidad de nuestro departamento; se cansaron de las mentiras del alcalde y harán una apertura masiva de restaurantes el jueves 27 de agosto a las 12 del día” aplicando el principio de desobediencia civil e invitan a los ciudadanos a acudir a los locales y a apoyar a este sector, acudiendo al restaurante favorito.

 

Comparte este contenido: