Ifm  Noticias

Disminución de lluvias ante segunda temporada de verano

La segunda temporada de disminución de lluvias para el Valle de Aburrá comenzó desde la última semana de julio, se extenderá durante los meses de agosto y septiembre de 2020 y alcanzará temperaturas superiores a los 31 grados centígrados.

Las altas temperaturas, según la Unidad de Gestión del Riesgo del Área Metropolitana, obedecen a la disminución de precipitaciones de lluvia en los diez municipios del Valle de Aburrá durante la última semana de julio, lo que ha generado menores indicadores de humedad en la cobertura vegetal y provocado, además, focos de calor que se convierten en incendios forestales. Sin embargo, en algunos casos, los incendios de cobertura vegetal son provocados por los mismos ciudadanos, por lo que desde Área Metropolitana se hace un llamado al respeto y a la generación de consciencia para proteger las zonas verdes del Valle de Aburrá.

De acuerdo con Luz Jeannette Mejía Chavarriaga, Líder de la Unidad de Gestión del Riesgo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, municipios como Medellín, Bello y Girardota han alcanzado temperaturas hasta los 31 grados centígrados en las últimas semanas; mientras que Barbosa, Copacabana, Envigado y Sabaneta han tenido, también, altas temperaturas que han llegado hasta 30 grados centígrados.

siata-temperaturas.jpeg

“Hemos alcanzado temperaturas superiores a los 31 grados centígrados, lo que nos ha generado una mayor sensación térmica, es decir, más calor. Esta situación nos lleva a tomar medidas de prevención”, indicó Mejía Chavarriaga, quien agregó que el hecho de estar en un clima tropical hace normal que se presenten precipitaciones de lluvia esporádicas.

La Unidad de Gestión del Riesgo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y el Siata recordaron algunas recomendaciones a tener en cuenta como ciudadanos para evitar los incendios forestales, ante la disminución de las lluvias en el Valle de Aburrá.

 

*  Evitar la realización de fogatas

*  Evitar la realización de todo tipo de comidas al aire libre (sancochos de olla etc.)

*  Depositar de manera adecuada los desechos sólidos.

*  No arrojar al suelo las colillas de cigarrillos

 

De manera permanente, la Unidad de Gestión del Riesgo del Área Metropolitana y un equipo técnico del Sistema de Alertas Tempranas del Valle de Aburrá –SIATA-, monitorean 7 cámaras térmicas, ubicadas en zonas vulnerables y desde donde por lo general se han presentado la mayor cantidad de incendios forestales en el Valle de Aburrá.Las cámaras, envían imágenes en tiempo real al centro de operación de la torre SIATA, con el fin de dar aviso a las unidades de bomberos en los municipios, quienes están a cargo de atender cualquier alerta de incendios de cobertura vegetal ante la ola de calor. Asimismo, al igual que con las cámaras de monitoreo, desde el Área Metropolitana y el SIATA, también son utilizados drones bajo el objetivo de ayudar a controlar incendios forestales en caso de ser necesario.

Comparte este contenido: