Ifm  Noticias

(DENUNCIA) Modifican objeto social de Metroparques que le permitiría saltarse los procesos de contratación en infraestructura

En medio de la pandemia y en el más absoluto secreto, sin que trascendiera a discusión pública, se realizó modificación del objeto social de Metroparques, una empresa del Municipio de Medellín, dedicada, principalmente al entretenimiento y. La administra de peques públicos y a la que convirtieron en vehículo para, presuntamente, brincarse la contratación pública, según los denunciantes.

En una actuación más, que ya se evidencia como una constante en la administración de Daniem Quintero, la  actual junta directiva, modificó los estatutos y amplió el objeto social, para meter a la empresa industrial y comercial perteneciente al municipio de Medellín, en el sector de la construcción e infraestructura de manera inexplicable, permitiendo que, así las cosas, pueda evadir procesos de contratación en ese sentido y contratar a dedo a quienes podrá denominar ‘proveedores de obras y servicios, pues ahora, será constructora de obras para públicos y privados.

Asimismo, se le endilgaron actividades de organismo medio ambiental, pudiendo “formular y aplicar” políticas en tal sentido.

En la aplicación del objeto social de Metroparques, se estarían duplicando funciones propias de otras entidades del municipio, destinadas para los mismos menesteres, como lo son la EDU para obras de infraestructura y la secretaría de Medio Ambiente, y el Área Metropolitana, que ejerce como autoridad ambiental. Entre estas dos últimas entidades es que se “formulan y aplican” las políticas medioambientales en el municipio.

Metroparques es una empresa originalmente fue creada en 1982, para la recreación de los ciudadanos de Medellín. La empresa, administra los parques Norte y Juan Pablo II, entre otros y en su quehacer, alquila espacios, produce y vende alimentos entre otras actividades que poco tienen que ver con su objeto y que se le han venido sumando otras actividades que no tienen relación.

La entidad dedicada a velar por generar espacios para la recreación de los medellinenses, ahora pasará a ser una empresa de infraestructura y de medio ambiente.

Lo más llamativo, según los denunciantes, es que esa modificación de objeto social de Metroparques, se hizo de nuevo, de espaldas a la ciudad. Ni. siquiera pasó por debate público en el Concejo Municipal o se sometió a discusión pública en otros escenarios. No, se hizo otra vez, de manera secreta y oscura, como es el proceder de esta administración  y lo hizo a través de la junta directiva, aprovechando que le autorizan los mismos estatutos, objeto de la reforma.

Los denunciantes hacen un llamado a las veedurías, organismo de control, Concejo municipal y a la ciudadanía, para que estén vigilantes a los contratos futuros de Metroparques, ahora que pasará a consolidarse en su nuevo rol de constructora de Infraestructura.

Comparte este contenido: