Ifm  Noticias

(DENUNCIA) Las dudas razonables sobre la idoneidad de la nueva directora del DAGRD, nombrada por Daniel Quintero

Uno de los organismos más importantes por su accionar, dentro de la administración municipal es, sin duda, el Departamento Administrativa de Gestión del Riesgo de Desastres. El DAGRD, es la unidad encargada de atender todo tipo de emergencias y situaciones complejas por cuenta de todas las variables  que puedan poner el peligro de comunidades enteras, que va desde desastres naturales, contingencias climáticas, incendios, terremotos y cualquier otra situación compleja que pueda incidir en la población medellinense.

Si bien es una entidad con objetivos y accionar definido, el periodista Pascual Gaviria, quien ha hecho un juicioso análisis de lo que viene ocurriendo en esta entidad, en su cuenta de Twitter recuerda que “ya sabemos que en esta administración no importa mucho que no coincida la formación profesional con las responsabilidades de las dependencias. Importan son las dependencias y los pagos políticos. Los abogados mandan en el gobierno TIC”.

La dura sentencia la hace, luego de que el primer director del DAGRD en la administración de Daniel Quintero, sólo duró 5 meses, sin que quedara claro, por qué se fue Ricardo Mora. Dice el periodista que en su momento, los medios locales dijeron que no dio la talla y ahí, se volvió a evidenciar la manera como se contrata en esta administración.

Según el exconcejal Bernardo Alejandro Guerra, desde que se creó el DAGRD, Medellín ha visto pasado directores con amplio conocimiento, formación y experiencia en atención de desastres por lo que es llamativo que tras la renuncia de Mora, se haya nombrado en este importante cargo a Alethia Arango, una abogada especialista en Contratación y servicios públicos quien no tiene ese perfil y quien, aunque es abogada especialista en contratación y servicios públicos, dice, tiene como mayor mérito, haber sido asesora del exalcalde de Murindó, Nafel Palacio Lozano, quien está en prisión por varios delitos.

Y es que Palacio fue elegido con el apoyo de Cambio Radical, La U y la ASI, recuerda Pascual Gaviria, quien añade que “las coaliciones soterradas son la especialidad de esta alcaldía. Piensen, por ejemplo, por Johny Jaramillo (ExLiberal, Ex La U y ahora hombre de CD) y su manejo en el Inder”.

Por eso es tan llamativo el nombramiento de Alethia Arango, quien llegó desde Murindó el mes de Febrero pasado y hasta Abril, trabajó en el municipio como asesora en contratación. También trabajó como contratista en la FLA y en otros lugares, siempre como abogada; pero del conocimiento y preparación para dirigir una entidad que vela por la vida de millones de personas en momentos de emergencia, nada.

Sobre la gestión de la abogada en Murindó, no hay mucho que decir. Es más, Gaviria lo resume en uno de los mensajes de Twitter en el que señala: “La asesoría no fue muy exitosa, el alcalde Nafel Palacio fue capturado el 17 de septiembre por irregularidades en la firma de contratos. Luego quedó en libertad en medio de la investigación y ahora fue capturado de nuevo por compra de votos. Lo curioso es que, según foto de uno de los contratos que anexa el periodista, fue hecho por la abogada y se deduce, que fue uno de los malos contratos por los que el alcalde terminó preso.
En los círculos de sus excompañeros de trabajo, es secreto a voces, que la abogada Arango, es pareja de James Gallego, quien es el Gerente de Metroplús, una entidad que merece capítulo aparte. Esta relación, se sumaría a las tantas que ya se han dado a conocer en la administración en donde impera no solo la politiquería sino el nepotismo y las parejas que encubren su relación para no evidenciar sus aparentes inhabilidades. James Gallego, según lo recuerda el exconcejal Bernardo Alejandro Guerra, viene de ser Jefe de Servicios Administrativos en el gobierno de Luis Perez, una conexión mas que revela el círculo de contratación de “solo amigos”.
Volviendo al nombramiento de la abogada Arango en el DAGRD, Pascual Gaviria recuerda que “con la pandemia el DAGRD ha ganado importancia para atender emergencias y gastar sus más de 32.000 millones de presupuesto. Siempre llegan las emergencias políticas y hay que tapar esos huecos tan peligrosos” y subraya que “la gracia del DAGRD, es su facilidad para contratar por “urgencia manifiesta”, esa es su condición y su cualidad. Hoy por ejemplo está atendiendo la avalancha de esta semana en el Barrio El Pacífico en la Comuna 8”. Surge la pregunta sobre en realidad ¿qué es lo que busca Daniel Quintero con este nombramiento?.
Así pues, las dudas razonables sobre la idoneidad de la nueva directora del DAGRD, nombrada por Daniel Quintero, adquieren tinte de validez y deja la preocupación sobre los criterios de contratación y nombramientos con personas, aparentemente, no aptas para los cargos, primando la amistad, la politiquería sobre la preparación y responsabilidad con la ciudad.
Comparte este contenido: