(DENUNCIA) “La Secretaría de Movilidad de Medellín le está robando a la Gente”. Ciudadano denuncia a esta dependencia ante procuraduría

Ante la Procuraduría Provincial, Regional Antioquia, fueron llevadas las quejas ciudadanas que se han venido multiplicando por cientos, por los inconformes con el proceder de la Secretaría de Movilidad, el secretario de esta entidad y al director de cobro coactivo de esta entidad.

Las razones que tiene una de las veedurías de movilidad de la ciudad, tiene que ver con abusivos cobros que se están produciendo por parte de los funcionarios de la Secretaría anexa a la Alcaldía de Medellín del Daniel Quintero, quienes están, inclusive, haciendo cobros por matriculaciones de vehículos de hace más de 40 años, pidiendo que sean pagados traspasos, multas y ejerciendo cobros coactivos por fuera de la ley.

“La Secretaría de Tránsito de Medellín, le está robando a la comunidad” dice uno de los denunciantes pertenecientes a una de las veedurías de movilidad que hay en la ciudad, quien con papel de la denuncia en mano y en un video que ha difundido por las redes sociales, invita a los ciudadanos a no pagar los cobros abusivos que se están produciendo y que por el contrario, vayan con estas pruebas a la Procuraduría a denunciar, a fin que el Estado cumpla con el deber de defender a los ciudadanos.

Las denuncias están dirigidas a que se haga respetar la ley, la misma que dicen, se desconoce desde la Secretaría de Movilidad, tal vez a propósito, solo para obtener recursos de las formas mas abusivas, además, se denuncia las constantes irregularidades de los agentes de tránsito, muchos de los cuales son obligados a transgredir la ley imponiendo multas sobre un tope mínimo asignado de comparendos que deben entregar diariamente, so pena de incómodos reclamos de los superiores y exigencias que los llevan a violar los principios de la ley y tener que inventarse multas en contra de los conductores para poder cumplir con el mínimo asignado.

Esto lo que se está pareciendo es a una Secretaría que no vela por la movilidad en la ciudad, sino en enviar a la calle a agentes recaudadores a fin de obtener recursos económicos desangrando a los conductores, denuncia otro de los veedores que también ha hecho llegar sus quejas y que también invita a los conductores a no quedarse callados ante los abusos.

Precisamente, en la puerta de la Alcaldía de Medellín, 5 agentes de tránsito permanecen encadenados desde hace 15 días, exigiendo que la el alcalde Daniel Quintero los escuche y los trate dignamente en su trabajo. Ellos denuncian que las exigencias irregulares de las que son objeto en la Secretaría de Movilidad, los lleva a tenerse que enfrentar con los ciudadanos, en lo que ellos denominan una alteración de la convivencia. “cada vez son mas los altercados que los agentes tenemos en las calles por cuenta de esa obligación que tenemos que cumplir de tenernos que inventar comparendos para cumplir con la cuota. El trato es indigno, no tenemos protección ni en las calles con los conductores ni en el trabajo con nuestros jefes”, dice uno de ellos cuyo nombre prefiere no revelar.

Otro de los agentes encadenados y en huelga de hambre, denuncia que sus solicitudes las quieren ocultar y que “sabemos que les han prohibido a TeleMedellín y a Teleantioquia” grabarnos y contar nuestra situación; es más no dejan acercar a los medios de comunicación por aquí si saben que son de algún medio los sacan”; y complementa “el gobierno de Daniel Quintero es una dictadura que no respeta ni siquiera a los que somos funcionarios que nos tenemos que jugar la vida en las calles todos los días… Esto es indigno”.

Entre los encadenados y en huelga de hambre, también hay exagentes que denuncias fueron despedidos en medio de las irregularidades y reclaman el derecho al trabajo. Denuncian la desidia del alcalde que los ignora pese a estar en la puerta del edificio. “Daniel Quintero no se ha dignado a bajar ni hablar con nosotros, él suele tomar su ascensor privado directo al parqueadero subterráneo para no tener que ver la realidad de lo que ocurre con nosotros y con la ciudad.  Vive en su propio mundo. No tiene compasión ni se apiada de nosotros”.

Los agentes y exagentes se están dejando morir como una manera de llamar la atención del alcalde, a quien eso no parece importarle.

Entre tanto, las denuncias sobre las irregularidades en esta secretaría crecen y la Procuraduría es la receptora de las mismas, a la espera que se puedan adelantar las investigaciones y tomar las medidas correspondientes.

 

Comparte este contenido: