Ifm  Noticias

Adiós mascarillas…(?)

Por : Misael Cadavid

“Al día de hoy,no hay pruebas directas ( provenientes de estudios sobre la COVID 19 y en personas sanas de la comunidad ) acerca de la eficiencia del uso generalizado de mascarillas por personas sanas , para prevenir la infección por virus respiratorios , en particular el causante de la COVID 19…” Documento técnico de la OMS 5 junio de 2020 pág 7 . Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la covid 19.

Y es que el uso de mascarillas forma parte de un conjunto integral de medidas de prevención y control que PODRÍAN limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias causadas por virus, en particular la COVID-19 .

Sirven para proteger a las personas sanas cuando se exponen a infectados o para el control de las fuentes.

Sea como fuere , usar mascarillas NO basta para lograr un grado suficiente de protección , de modo que es preciso adoptar otras medidas personales y comunitarias para contener la transmisión de virus respiratorios. Al margen que se usen mascarillas, la observancia de la higiene de las manos, el distanciamiento fisico y otras medidas de prevención y control de infecciones , parece ser más decisiva para transmitir la infección por covid 19 .

Actualmente , se ha comprobado que el virus causante de de esta infección se transmite principalmente de persona a persona mediante goticulas respiratoria y el contacto físico , a menos de un metro de distancia por mínimo 15 minutos , dependiendo de la carga viral, cuyo mecanismo de transmisión es a través de nariz, la boca y los ojos.El virus también puede transmitirse por objetos contaminados por fomites, presentes en el entorno de la persona infectada , de ahí la importancia de desinfectar las áreas más propensas de ser reservorio transitorio rio del virus .

Es menester reseñar que el virus no se propaga en el aire , a pesar de haberse encontrado en muestreos de aire en entornos médicos , la presencia de ARN virico que no equivale a la de un virus viable , capaz de multiplicarse e infectar. Este solo postulado desvirtúa la necesidad de usar mascarillas obligatorias en espacios libres y sin conglomeraciones , pues el virus no se transmite por el aire y se requiere el contacto directo a menos de un metro con una persona enferma para poderse contagiar , ademas , al parecer los portadores asintomáticos son malos transmisores de la enfermedad ya que su carga viral es mínima para infectar otras personas .

El carácter transmisible del virus está en función de la cantidad de virus viable que excreta una persona, del tipo de contacto que tiene con los demás y de las medidas de bioseguridad implantadas.

A la fecha no se conoce estudios en los que se haya investigado la eficacia del uso de mascarillas por los trabajadores de la salud para prevenir la transmisión por Sars Cov 2. A pesar de la ausencia de pruebas la gran mayoría de miembros del covid 19 de la OMS recomiendan el uso permanente de mascarillas en entornos hospitalarios o comunitarios en donde hay alta prevalencia del virus , pero para el personal asistencial y que está en contacto permanente con los pacientes y no las recomienda para el personal administrativo .

Ahora bien , según la OMS en su documento técnico , concluye que son escasos los datos científicos en favor de que el uso de mascarillas por personas sanas , en particular cuando está convive con un enfermo , o por los asistentes de actos multitudinarios , sea beneficioso como medida para prevenir la transmisión .

Según el documento de marras : “Hasta el momento ,el uso generalizado de mascarillas por las personas sanas en la comunidad NO se apoya en datos de investigación de buena calidad o directos,y por ello conviene sopesar los posibles riesgos y beneficios”.

Sin embargo dadas las limitaciones en otras medidas más adecuadas, la OMS recomienda a los gobiernos alentar al público a que use mascarillas en situaciones y entornos específicos , pero no de una manera generalizada y las decisiones de los gobiernos de exigir el uso de mascarillas habrá de basarse en los siguientes criterios y no ser un collar de fuerza para la población general:

1.Si la intención es prevenir que el individuo infectado transmita el virus a otros (es decir, control de fuentes) o brindar protección a una persona sana contra la infección (es decir, prevención).
2. El riesgo de exposición al virus de la COVID-19
­ debido a las características epidemiológicas y la intensidad del contagio en la población: si hay transmisión comunitaria y es poca o nula la capacidad para aplicar otras medidas de contención como el rastreo de contactos, la capacidad para efectuar pruebas de laboratorio y aislar y atender a
los casos presuntos y confirmados.
­ 3.Segun la ocupación: por ejemplo, personas que
trabajan en contacto estrecho con el público (por ejemplo, asistentes sociales, trabajadores que prestan apoyo personal, cajeros).
4.La vulnerabilidad del individuo o el grupo que usa la mascarilla: por ejemplo, las mascarillas médicas pueden ser usadas por personas mayores, enfermos inmunodeprimidos y personas con enfermedades concomitantes, tales como afecciones cardiovasculares o diabetes mellitus ,neumopatías crónicas, cáncer y enfermedades cerebrovasculares.
5.Entornos en que vive la población: lugares densamente poblados (por ejemplo, campos de refugiados, campamentos, lugares con gran hacinamiento) y entornos donde no es posible guardar una distancia de al menos 1 metro (3,3 pies) (por ejemplo, en el transporte público).

Y es que el uso generalizado de mascarillas por personas sanas del
Público en general tiene un gran número de inconvenientes : posible aumento de contaminación de la mascarilla debido a la manipulación constante de ella,lo que favorece la multiplicación de otros microorganismos y producir infecciones cruzadas,dificultades para respirar , dolor de cabeza ,aparición de lesiones cutáneas como dermatitis de contacto y acné.

Es menester además decir que existen 3 tipos de mascarillas:Las médicas o quirúrgicas, Las respiratorias filtrantes ( por ejemplo la N95 ), Las higiénicas o de tela que se realizan de una forma artesanal con telas que no proporcionan alta filtración y que son las que más comúnmente vemos en la calle , coloridas por demás , pero que no proporcionan la suficiente protección personal , pues en su gran mayoría su diseño , no cumple con el desempeño mínimo exigible de una filtración de mínimo el 70% partículas sólidas o goticulas y de una adecuada respirabilidad, las cuales se constituyen más en un elemento decorativo que de protección .

En conclusión , es el momento de que las autoridades sanitarias se replanteen la política de la obligatoriedad de las mascarillas para población general sana, pues como lo estipula el documento de la OMS hay indicaciones muy precisas para su uso .

Comparte este contenido: