Ifm  Noticias

A la sombra del mal

Por: Crl. (r) Óscar Ricardo Colorado Barriga

En mi condición de Oficial Retirado del Glorioso Ejercito de Colombia, me siento en el deber moral de manifestarme públicamente frente a la decisión tomada por los cincoMagistrados de la nueva sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia, anunciada primero por los medios de comunicación, procedimiento contrario a derecho, en relación con la notificación de la medida de aseguramiento dictada en contra del señor Expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Indudablemente nadie debe estar por encima de la ley, en un estado social de derecho, premisa que también cobija a estos  magistrados, quienes en ocasiones anteriores han tomado decisiones jurídicas con una alta carga ideológica, las cuales trajeron como resultado que hoy tengamos narcotraficantes delinquiendo desde el exterior, en perjuicio de toda una nación y que decir de la manera taimada como desconocen videos, computadores, audios, declaraciones, todas pruebas irrefutables que comprometen a políticos de izquierda y miembros al margen de la ley, pero en este caso aplicaron la premisa de “…que todo se vale…”.

No deja de ser curioso por decirlo menos, que el demandante termine demandado y que la persona con el mayor número de visitas a casi todas las cárceles de Colombia, aquel que hasta sus mismos testigos lo han desmentido hoy pose de víctima, todo gracias a las decisiones de una corte que se autoproclama garantista.  Pero es esta misma Corte, la que ha engavetado la investigación del cartel de la toga debido a procesos paquidérmicos tal como ocurrió con su homólogo Leónidas Bustos hoy prófugo de la justicia y aplicando el mismo libreto ocurrió lo mismo con Santrich, donde la Corte consideró que no era un peligro para la sociedad y le permitió defenderse en libertad, obrando con prontitud en la toma de una decisión, sólo cuando ya se había dado a la fuga.

Los requisitos legales para imponer una medida de aseguramiento, descritos en el parágrafo segundo del artículo 307 de CPP, de ninguna manera son subjetivos, muy por el contrario, su objetividad es incuestionable y solo pueden ser interpretativos, por jueces que renuncien a su majestad, movidos por intereses oscuros, como en este caso, veamos; 1) que la medida de aseguramiento sirva para evitar la obstrucción de la justiciaimposible para el expresidente Uribe o su defensa, interferir en la investigación que goza de reserva sumarial y está en manos de cinco magistrados que debaten a puerta cerrada, a menos que entre ellos mismos filtren información, como ya se indicó al notificar la “Chiva” a los medios de comunicación que distan de ser sujetos procesales en este caso 2) que el imputado constituya un peligro para la sociedad o la victima….inaplicable en este caso, ya que esta persona tiene millones de seguidores de la misma sociedad que esta corte dice amparar y la supuesta víctima es quien se caracteriza por rodearse de delincuentes de toda índole 3) que sea probable que el imputado no comparezca al procesohasta sus mismos detractores le reconocen su vehemente acatamiento ante las decisiones de carácter legal.

Decisiones jurídicas de este tipo, tomadas por el más alto tribunal de justicia en Colombia, las cuales se alejan de códigos, leyes o precedentes judiciales, no solo afectan una persona, sino que se convierten en una afrenta, amenaza y notificación directa a todos aquellos que no comulguemos con ideologías de izquierda, progresistas o socialistas,todas ellas fracasadas, en donde nos anuncian al  más alto nivel, que ser pillo paga, que la toga que lucen estos magistrados, con su sombra del mal, amparará y defenderá,sin asomo de vergüenza a políticos cuyo único mérito sea haber pertenecido a grupos terroristas al margen de la ley y a sus áulicos, quienes se benefician de los ríos de dinero  producto del narcotráfico.

En mi condición de Militar en uso de buen retiro, rechazo de manera vehemente, pronunciamientos disfrazados de legalidad, que pretendan socavar el orden constitucional y en este caso en particular le reconozco su condición como ciudadano al Expresidente Uribe y le manifestó a él y su familia, mi solidaridad y respeto.

POSDATA: Señor Presidente, en honor a la verdad, que más hay que esperar para que su Gobierno empiece a cumplir las promesas de campaña que nos hizo mirándonos a los ojos, arrancando con el desmonte inmediato de la Juerga Especial Para delincuentes JEP.

Oscarco16@yahoo.es

Twitter: @ricacoloradodo

Comparte este contenido: